California puso fin a amplia cuarentena al tener hospitales menos presionados

·2  min de lectura
Las severas medidas, que incluían prohibición de reuniones y actividades "no esenciales", se flexibilizaron en base a pronósticos sobre la capacidad de unidades de cuidados intensivos ante la caída de contagios diarios en California

California puso fin el lunes a un amplio confinamiento, dando lugar a actividades como cenas en terrazas de restaurantes, a medida que cede la presión de la pandemia sobre sus hospitales.

El estado más poblado de Estados Unidos sufrió uno de los peores índices de contagios del país en las últimas semanas, con las unidades de cuidados intensivos de sus hospitales desbordadas, ambulancias paradas durante horas y casos que se duplicaron desde diciembre a más de tres millones.

Las medidas de "quedarse en casa" se impusieron para unos 20 millones de personas en el sur y centro de California desde el 3 de diciembre, pero el gobernador Gavin Newsom dijo que el estado había ya "vencido lo más difícil de esta oleada".

"Con efecto inmediato, todas las regiones en el estado de California (...) no están ya en orden de 'quedarse en casa'", dijo Newsom.

La decisión de poner fin a las amplias medidas regionales, que incluían prohibiciones generales de reuniones y actividades "no esenciales", como cenas en terrazas así como peluquerías y salones de belleza, se basa en pronósticos de que la capacidad de las unidades de cuidados intensivos mejorará en todas las zonas de California.

La capacidad de las unidades de cuidados intensivos en el sur de California es actualmente cero, pero con la caída de casos diarios se puede proyectar que más del 33% estará disponible dentro de cuatro semanas.

"California está comenzando a emerger lentamente de la oleada más peligrosa de esta pandemia hasta ahora, que es la luz al final del túnel que estábamos esperando", escribió por su parte el secretario de Salud del estado, Mark Ghaly, en un comunicado.

"Hace siete semanas, nuestros hospitales y trabajadores médicos de primera línea estuvieron al límite, pero los californianos escucharon el mensaje urgente de quedarse en casa cuando fuera posible y nuestro aumento después de las vacaciones de diciembre no desbordó el sistema de atención médica en la medida que temíamos".

De todas formas regresarán las medidas que había impuesto cada condado antes de la cuarentena general, por lo que la asistencia a bares, cenas bajo techo y espectáculos deportivos con público seguirán prohibidos.

Pero autoridades de Los Ángeles dijeron que ese condado, fuertemente golpeado por el virus, se alinearía con las directrices estatales, y al final de la semana los restaurantes podrán nuevamente servir en terrazas.

California registra más de 3,14 millones de casos de covid-19, incluidas más de 37.000 muertes.

El estado de 40 millones de habitantes entregó hasta ahora poco menos de 2,44 millones de dosis de vacunas, y convirtió sitios como Disneyland y el estadio de béisbol de los Dodgers en Los Ángeles en centros de inoculación masiva.

amz/ec/tly/yow/rsr/zm