California pasó de la sequía extrema a las lluvias torrenciales (y el efecto orográfico lo empeora)

La actividad de los ríos atmosféricos ha causado esta situación y aún se esperan más tormentas entre Los Ángeles, Sacramento y San Francisco esta semana. Un efecto que produce la cordillera californiana hace que las precipitaciones sean mayores.