California sería el primer estado en ofrecer cobertura médica a inmigrantes bajo la propuesta del gobernador

·2  min de lectura

Todos los residentes de bajos ingresos de California, sin importar su estatus migratorio, serían elegibles para la cobertura estatal del seguro médico Medicaid según la propuesta de presupuesto estatal del gobernador Gavin Newsom.

El presupuesto estatal propuesto por el gobernador de US$286 mil millones incluye US$614 millones para ampliar la elegibilidad del seguro médico Medi-Cal para todos los residentes, lo que podría convertir al estado en el primero en expandir la cobertura de atención médica para todos los residentes, y el primero en el país en intentar una cobertura de salud universal para todos sus residentes.

“California está lista para ser… el primer estado del país en lograr el acceso universal a la cobertura de salud”, anunció el gobernador en una conferencia de prensa el 10 de enero.

Los inmigrantes de 26 años o menos se convirtieron en elegibles para el programa en 2019, y los de 55 años o más se hicieron elegibles el año pasado. El gobernador tiene como objetivo cerrar esa brecha y pedir a los legisladores estatales que cubran a las poblaciones inmigrantes restantes.

Se espera que más de 3 millones de residentes de California no tengan seguro en 2022. Las personas que en estos momentos son elegibles para un seguro a través del mercado de Covered California del estado representan el 28 por ciento de la población sin seguro del estado, mientras que los inmigrantes indocumentados constituyen el 65 por ciento.

Un aproximado de 12 millones de personas están inscritas en Medi-Cal.

El presupuesto propuesto por el gobernador, que cubre el estado más poblado del país y está impulsado por un superávit de más de US$45 mil millones, tiene como objetivo combatir las “amenazas existenciales” para el estado, incluida la pandemia del covid-19, los incendios forestales, la sequía, la falta de vivienda y la seguridad pública.

Según el Centro Laboral de UC Berkeley, los residentes indocumentados están excluidos de los subsidios de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio y de la elegibilidad de Medicaid, mientras que es más probable que los no ciudadanos sin una tarjeta de residencia permanente no tengan cobertura de salud basada en el empleo, de la cual depende casi la mitad del país, comparados con los ciudadanos estadounidenses debido a la mayor probabilidad de su empleo en trabajos que no brindan planes de salud.

Mayores informes por venir...

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.