Por qué California podría quedarse sin bacon y productos de puerco

·6  min de lectura

California podría enfrentar una carestía de tocino y otros productos de cerdo, lo que presumiblemente afectará a un amplio sector que va desde los ganaderos, procesadores y distribuidores hasta los supermercados, los restaurantes y los consumidores.

El famoso desayuno de huevos y bacon, por ejemplo, podría convertirse en un manjar ansiado pero escaso y más caro. Al menos en California.

Pero no se trata de una prohibición de ese u otros productos de carne de cerdo sino de la consecuencia de la aplicación de una nueva regulación, aprobada por amplia mayoría de los votantes californianos en 2018, que impone a criadores de cerdos, gallinas productoras de huevos y terneros para carne la obligación de contar con más espacio para esos animales, reportó la agencia AP.

Muchos criadores de cerdo no se han adaptado a una nueva norma de California que en ese estado prohibe, a partir de 2022, la venta de carne de cerdos criados en espacios menores a 24 pies cuadrados por animal. (AP)
Muchos criadores de cerdo no se han adaptado a una nueva norma de California que en ese estado prohibe, a partir de 2022, la venta de carne de cerdos criados en espacios menores a 24 pies cuadrados (2.2 m2) por animal. (AP)

Lo que dice la nueva ley

El hacinamiento en el que se mantiene, en muchas granjas productoras, a esos animales ha sido considerado un acto de crueldad y ha motivado por años la crítica de defensores de los derechos de los animales y de consumidores.

Ahora, en el caso de California, la Proposición sobre el Confinamiento de Animales de Granja (Farm Animal Confinement Proposition, también conocida como Proposición 12), aprobada con el 62.65% de los votos en los comicios de noviembre de 2018, prohíbe a partir de 2020 mantener a terneros en áreas de menos de 43 pies cuadrados por animal y a aves ponedoras de huevos (gallinas, pavos, patos, gansos y gallinas de guinea) en menos de un pie cuadrado por animal, señala el portal Ballotpedia.

Además, la proposición 12 establece que a partir de 2021 los cerdos y sus crías no podrán ser mantenidos en espacios de menos de 24 pies cuadrados (2.2 metros cuadrados) por animal, y que las aves ponedoras de huevos no podrán ser mantenidas en espacios que no ofrezcan al menos entre 1 y 1.5 pies cuadrados por animal.

Esa norma prohíbe la comercialización en California de los huevos y la carne provenientes de granjas que no cumplan con las citadas regulaciones de espacio.

Problemas para las granjas de cerdos

Según la agencia AP, los criadores de terneros para carne y los avicultores han conseguido en general adaptarse a las nuevas regulaciones y por ello el suministro de sus productos no ha enfrentado la posibilidad de un parón. Pero en el caso de los criadores de cerdo, solo un 4% de los que proveen al mercado californiano han podido cumplir con la Proposición 12.

Y no parece viable que una proporción mayor de esas granjas logre ajustarse a los nuevos requerimientos de espacio antes de que comience 2022.

Por ello, indica AP, California perderá una parte considerable de su abasto de productos de cerdo, la mayoría proveniente de Iowa, salvo que una decisión judicial suspenda la Proposición 12 o las autoridades estatales permitan que de modo temporal se venda carne de cerdo proveniente de granjas que no cumplen con esa norma.

Apenas el pasado 28 de junio, la Corte Suprema de Estados Unidos rechazó una petición, formulada por el Instituto Norteamericano de la Carne, de revisar la Proposición 12, por lo que las vías legales que existen para que los productores que no cumplan con esa norma puedan seguir vendiendo en el mercado californiano se han reducido.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

La fuerza del mercado californiano

El mercado de California es enorme, y consume el 15% de todos los productos de cerdo del país. De acuerdo a cifras de la Rabobank citadas por AP, supermercados y restaurantes de California consumen 255 millones de libras de cerdo al mes, aunque el estado solo produce 45 millones. El resto proviene de granjas situadas en otros estados.

Así, el mercado es jugoso pero criadores de cerdo señalan que aún no han ajustado sus instalaciones por el alto costo que ello implica y porque las autoridades californianas aún no han especificado regulaciones formales.

Por ejemplo, indica AP, Dwight Mogles, criador de cerdos en Iowa, dice que cumplir con las normas de la Proposición 12 le costaría 3 millones de dólares y lo haría albergar 250 cerdos en un espacio donde actualmente mantiene 300. Por ello, Mogles dice que debería obtener más dinero por cada cerdo pero que las empresas procesadoras le pagan menos. Y también enfrenta la incertidumbre de invertir fuertes sumas ahora y tener, en uno o pocos años, que hacer nuevos ajustes en caso de que se aprobaran regulaciones adicionales.

Por su parte, organizaciones defensoras de los animales, que han destacado la Proposición 12 como una ley avanzada, deploraron que los productores de cerdo sigan tratando de revertir esa norma, aprobada abrumadoramente por los votantes.

Se estima que si el abasto de productos de cerdo en California se reduce drásticamente en 2020 los precios del bacon podrían crecer hasta en 60% en ese estado, aunque se afirma que los votantes, que aprobaron la Proposición 12, estarían presumiblemente dispuestos a pagar más a fin de hacer cumplir los criterios contra la crueldad hacia los animales que estableció esa norma.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Y aunque en principio no habría necesariamente un alza del precio de los productos de cerdo fuera de California, el estándar de la Proposición 12 podría volverse la norma nacional, pues para productores y procesadores resultaría difícil ignorar las regulaciones californianas o mantener dos estándares distintos.

Un ejemplo de ello son las normas de emisiones de gases de automóviles: cuando California estableció normas más estrictas que las que prevalecían en otras partes del país, las automotrices decidieron cumplir con las regulaciones californianas para todos sus autos, incluidos los que no eran destinados al mercado en ese estado.

Así, es posible que el tocino o los chuletones de cerdo resulten más caros o escasos en California por un tiempo, y eso podría afectar a ciertos productores, comercios y restaurantes. Pero la Proposición 12 es firme y ciertamente producirá una transformación en la producción y procesamiento de cárnicos que, por su parte, ha sido celebrada por los defensores de los derechos de los animales.

VIDEO | Este sujeto cree que es un juego, pero pudo causar una desgracia

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.