California: conductores que operan por app presentan demanda

BRIAN MELLEY
·2  min de lectura

LOS ÁNGELES (AP) — Los servicios de entregas y conductores que operan a través de aplicaciones móviles presentaron una demanda el martes para anular una medida en California que les hace contratistas independientes en lugar de empleados elegibles para prestaciones laborales.

La demanda presentada ante la Corte Suprema de California dice que la Propuesta 22 es inconstitucional porque limita el poder de la legislatura para otorgarles a los trabajadores el derecho a organizarse y excluye a los conductores de ser elegibles para compensación laboral.

La medida, aprobada en noviembre con respaldo de 58% de los votantes, fue la más costosa en la historia del estado, con Uber, Lyft y otros servicios dedicando 200 millones de dólares a la campaña en favor. Los gremios, que se sumaron a los choferes en la demanda, se gastaron unos 20 millones para oponerse.

“La Propuesta 22 no solamente les falla a nuestros choferes de apps, falla la prueba básica de respeto a la constitución de nuestro estado”, dijo Bob Schoonover, del sindicato SEIU. “La ley redactada por Uber y Lyft les niega los conductores derechos bajo la ley de California y hace casi imposible que los legisladores corrijan esos problemas”.

Cuando la medida fue aprobada, los partidarios decían que los votantes habían mostrado que querían preservar el sistema que les permitía a los choferes fijar sus propios horarios. Los oponentes dijeron que las compañías compraron su propia ley y prometieron seguir peleando.

La demanda es la más reciente en una serie de peleas entre los gremios y los titanes de la economía de trabajadores por contrato, todos con sede en San Francisco.

La Propuesta 22 fue redactada por Uber y Lyft y respaldada por DoodDash, Postmates e Instacart para oponerse a la histórica ley laboral AB5 aprobada por los demócratas en 2019, que expandió un fallo de la Corte Suprema estatal que limitó la capacidad de los negocios de clasificar a ciertos trabajadores como contratistas independientes.