Califican de "venganza" las detenciones en marchas por la violencia policíaca

Agencia EFE
·2  min de lectura

Phoenix (AZ), 17 nov (EFE News).- Activistas en Arizona exigieron este martes a la fiscalía del condado de Maricopa que desestimen los cargos criminales impuestos a los manifestantes que fueron detenidos en Phoenix durante unas manifestaciones en contra de la violencia policíaca tras la muerte de George Floyd.

En conferencia de prensa, organizaciones comunitarias señalaron que estas acciones obedecen a un acto de "venganza" por parte de las autoridades, quienes tienen como objetivo, indicaron, inhibir la libertad de expresión ante las injusticias que se comenten por parte de los diferentes departamentos de policía.

"Durante las protestas realizaron arrestos masivos de personas sin causa probable de un delito, nos dimos cuenta que todos los cargos eran similares, refiriéndose a ellos como pandilleros y criminales. Es preocupante porque es un claro esfuerzo por frenar la libertad de expresión", dijo a Efe Marcela Taracena, portavoz de la Unión Americana por las Libertades Civiles (ACLU) en Arizona.

Cientos de personas fueron arrestadas entre mayo y junio durante las protestas 'Justicia para Floyd' en el centro de Phoenix, y muchos de los cuales ahora tendrán que enfrentar una corte por contar con cargos criminales.

"Son cargos muy graves que pueden llevar a los manifestantes a prisión, es inhumano hacer esto con las personas solo por expresarse, y tomando en cuenta el riesgo que existe con la pandemia, donde sabemos que la población encarcelada es la más vulnerable al coronavirus", señaló.

Taracena mencionó que buscan un acercamiento con la nueva fiscal del condado de Maricopa, Allister Adel, para que retire los cargos criminales contra las personas detenidas durante las marchas y piden al Ayuntamiento de Phoenix que sancione la acción represiva de los agentes.

"Estamos pidiendo que la fiscal no enjuicie a estas personas por protestar contra la violencia, pero también pedimos que el Departamento de Policía de Phoenix sancione la actitud de los agentes", expresó.

Aseguró que la policía en Phoenix cuenta con un largo historial de violencia y represión durante marchas y manifestaciones.

Dijo que confían que la nueva fiscal escuche sus peticiones, ya que es la primera vez que se imputan este tipo de cargos por el solo hecho de manifestarse, "antes solo se les atribuía delitos menores".

ACLU, junto con las organizaciones Black Lives Matter, Mass Liberation Arizona, The People's Law Firm, Black Phoenix Organizing Collective y Poder in Action, alzó así la voz para preservar el derecho de la libertad de expresión y que no se vuelta a repetir un intento "de silenciar la crítica hacia las autoridades".

(c) Agencia EFE