Califican de "falsa" la acusación contra el editor de EEUU detenido en Birmania

Bangkok, 2 jul (EFE).- El medio birmano Myanmar Now calificó este viernes como "falsa" la acusación presentada por las autoridades contra el editor estadounidense Danny Fenster, detenido desde el 24 de mayo cuando se disponía a abandonar el país.

Fenster ocupó un puesto de editor de la edición en inglés de Myanmar Now entre mediados de 2019 hasta julio de 2020, cuando pasó a formar parte de la redacción de la revista Frontier Myanmar.

"Mientras estuvo en Myanmar Now, su única tarea fue editar las noticias que se habían traducido del birmano al inglés. No ocupó ningún otro cargo en la dirección de la redacción ni estuvo afiliado a ningún tipo de funciones no editoriales", remarca en un comunicado el portal de noticias.

El periodista estadounidenses compareció el jueves ante un tribunal de Rangún acusado de supuestamente violar el artículo 505a del Código Penal, introducido por los militares golpistas, y que castiga con un máximo de 3 años de cárcel la difusión de información falsa, causar miedo o la incitación a cometer un delito contra un empleado gubernamental.

Según el medio, Fenster ha sido "falsamente acusado de continuar siendo un miembro activo de Myanmar Now" y pide la "liberación inmediata" del editor.

Fenster fue arrestado cuando se disponía a tomar un avión en el aeropuerto internacional de Rangún.

Otros tres periodistas extranjeros, el estadounidense Nathan Maung, el polaco Robert Bociaga y el japonés Yuki Kitazumi, fueron detenidos anteriormente por la junta militar, pero ya han sido deportados a sus respectivos países.

Desde la sublevación del 1 de febrero, el régimen castrense ha perseguido a periodistas, fotógrafos y medios de comunicación, además de otras profesiones que se oponen a la toma de poder del Ejército.

Según los datos de la oenegé Human Rights Watch, más de 50 periodistas birmanos todavía continúan detenidos, mientras se han emitido decenas de órdenes de arresto contra reporteros y retirado licencias de publicación a varios medios independientes.

Al menos 885 personas han perdido la vida a raíz de la brutal represión desatada por las fuerzas de seguridad contra las manifestaciones en oposición a la junta militar, recoge la Asociación para la Asistencia de Presos Políticos en Birmania.

El Ejército birmano justifica el golpe por un supuesto fraude electoral en los comicios del pasado noviembre, en los que arrasó el partido liderado por la nobel de la paz Aung San Suu Kyi, como ya hiciera en 2015, y que fueron considerados legítimos por los observadores internacionales.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.