Se calienta la interna radical: Gustavo Posse y Martín Lousteau le contestaron a Gerardo Morales: “No conoce el Conurbano”

Matías Moreno
·4  min de lectura
Gustavo Posse cerró su campaña en Ituzaingó junto a Martín Lousteau
Gustavo Posse cerró su campaña en Ituzaingó junto a Martín Lousteau

A horas de la interna que agita a Juntos por el Cambio en la provincia de Buenos Aires, el intendente de San Isidro y candidato a presidir la UCR bonaerense, Gustavo Posse, se mostró hoy en la Capital con su principal sostén nacional, el senador Martín Lousteau, y llamó a construir un radicalismo “protagonista”, con ambición de poder, que abandone la actitud “sumisa y entreguista” frente a Pro.

Durante una reunión con dirigentes del espacio en el Hotel Libertador, Posse se diferenció del postulante del oficialismo, Maximiliano Abad, jefe de la bancada de Juntos por el Cambio, y apuntó contra Daniel Salvador, actual titular de la UCR en Buenos Aires. “Los discursos no son iguales porque no somos iguales. Este es el fin de cinco años de sumisión y servilismo”, aseguró Posse , quien acusó a dirigentes de Pro y a Joaquín de la Torre de querer “interferir” en la interna radical para favorecer a Abad.

Morales y Sanz se metieron en la interna bonaerense, criticaron a Posse y pidieron disputar la presidencia en una interna con Pro

Luego, el intendente de San Isidro y Lousteau le respondieron en duros términos al gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, quien ratificó su apoyo a la candidatura de Abad y acusó a Posse de ser la expresión de “casi un feudo hereditario”. “¿Cuántas veces bajó Morales a la provincia de Buenos Aires entre 2015 a 2019? Nunca. Está muy bien que baje para hacer campaña. Se ve que hay algo muy importante que quiere preservar, no creo que sea la identidad radical”, lanzó Lousteau.

El economista consideró que “no es genuino” el deseo de Morales, Ernesto Sanz y Abad de querer “un radicalismo fuerte” dentro de Juntos por el Cambio. A su vez, acusó al oficialismo de haber intentado evitar la interna.

Molesto con el dardo de Morales, Lousteau reconoció que está en contra de las reelecciones indefinidas, pero defendió la gestión de Posse en San Isidro y le dedicó varias chicanas al mandatario de Jujuy: “Tenemos un intendente que le gana al peronismo recurrentemente en el conurbano. Se ve que Morales bajó ahora pero no vio mucho el conurbano porque dice que San Isidro es como Ginebra. Se ve que no se lo mostraron bien el conurbano”, aseguró el senador. “Basta de dedo”, completó.

El gobernador de Jujuy
El gobernador de Jujuy


El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, había dicho que San Isidro era "casi un feudo hereditario"

También recordó que Morales apoyaba la candidatura de Sergio Massa en 2015, antes de que se conformara Cambiemos. “Me gustaría que Morales explique por qué ninguno de sus legisladores estuvo en contra de la quita de fondos a la Ciudad o por qué está a favor de suspender las PASO”, dijo.

En ese marco, Posse recordó que siempre tuvo un postura frentista -Morales había dicho que ingresó a Cambiemos “de la mano de Pro”- y arremetió contra Salvador, a quien acusó de no haber tenido “naturaleza ni carácter para ejercer la conducción” del radicalismo en la provincia durante la gestión de Vidal. “No emitió sonidos el radicalismo, no somos lo mismo. No es sincero el que usa nuestro discurso ahora que llega el momento de las elecciones”, afirmó el jefe municipal. “Lo que va a demostrar la elección es que nosotros interpretamos lo que quiere el afiliado”, agregó Posse.

Gustavo Posse: “El radicalismo fue sumiso y servil durante los últimos cinco años”

En las internas del próximo domingo, Salvador, actual titular del radicalismo en Buenos Aires, no puede renovar su mandato e impulsa la candidatura de Abad. El jefe del bloque de diputados bonaerenses tiene el apoyo de referentes de la UCR a nivel nacional, como Morales, Sanz, Mario Negri y Luis Naidenoff.

Según Lousteau, “una enorme porción de la UCR está muy cómoda siendo minoría” en la coalición. “La diferencia conceptual es ‘basta de la comodidad de los cargos de minoría’. Erradiquemos del radicalismo el complejo de minoría”, remarcó.

El líder de Evolución, que expande su fuerza a varias provincias, considera que los caciques de la UCR no quieren discutir el rol del radicalismo. “Los intereses son otros”, dijo.

El candidato de la lista Protagonismo Radical y el senador se mostraron optimistas sobre el resultado de la elección del próximo domingo por la movilización que generó el debate interno en la militancia. Además, esperan que voten unos 90.000 afiliados. “Creo que hay una victoria que ya existe porque el radicalismo empezó a discutir en serio cómo quiere ser a futuro. Lo hizo en Córdoba, donde al día de hoy no tenemos el resultado”, apuntó Lousteau.

Días atrás, Morales y Sanz ratificaron su respaldo a Abad en la interna bonaerense y aseguraron que le radicalismo tendrá un candidato a presidente en 2023. “Lo que el radicalismo no tiene que hacer más es poner un candidato que pierda 25 a 3 y después reclamar lugares, como en 2015. La voz de Sanz no se escuchó nunca más”, replicó hoy Lousteau.

“Lo otro que no hay que hacer es plantar un candidato. Eso es como plantar un árbol y estar a la sombra otra vez. El candidato no va ganar, pero vuelvo al confort de la minoría. Queremos que el radicalismo tenga muchos candidatos”, planteó.