Calidad de aire en Nueva York se encuentra entre las peores del mundo, mientras el humo por incendios cubre EE.UU

·3  min de lectura

La lectura del Índice de Calidad del Aire de Nueva York se elevó a 157 en Manhattan, tras verse envuelta en el humo de los incendios forestales de la Costa Oeste, a más de 2 mil millas de distancia.

Por debajo de 100 es una lectura satisfactoria en el Índice Mundial de Calidad del Aire, pero la calidad del aire de más de 170 en partes de Nueva York el martes estaba nueve veces por encima de las recomendaciones de exposición, según la Organización Mundial de la Salud, y era peor que los niveles de Lima en Perú y Yakarta en Indonesia.

Debido a los niveles de contaminación, las autoridades locales indicaron a los residentes vulnerables, especialmente a los que padecen enfermedades respiratorias, que evitaran las actividades extenuantes al aire libre y limitaran su exposición.

“La concentración de humo de los incendios forestales en los niveles bajos de la atmósfera está creando una baja visibilidad y una terrible calidad del aire en la ciudad de Nueva York esta tarde”, escribió el martes en Twitter el servicio meteorológico de Nueva York.

Unos 80 incendios forestales, en 13 estados del oeste, entre ellos California, Nevada y Oregón, están provocando un aumento de los niveles de contaminación en las principales ciudades de la Costa Este y Canadá. Se ha detectado humo en Filadelfia, Washington DC, Pittsburgh y Toronto.

“Los incendios están inyectando humo a 40 mil pies en la atmósfera y comprometiendo la calidad del aire”, declaró la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA).

El incendio de Bootleg, en Oregón, es actualmente el mayor incendio activo del país: lleva dos semanas ardiendo y ha arrasado 606 millas cuadradas, una superficie mayor que la de Los Ángeles.

Muchos residentes de Nueva York han optado por usar cubrebocas en el exterior, y han informado de cielos amarillentos y atardeceres nebulosos debido a los mantos de humo.

Leer más: Humo de los incendios forestales se ha extendido dramáticamente por EE.UU.

Los incendios forestales son habituales en la costa oeste en verano, debido a las condiciones de calor y aridez, pero en lo que va de 2021 se han producido más de 34 mil incendios en Estados Unidos, que han quemado más de dos millones de hectáreas.

“Es el mayor número de incendios en el periodo de enero a julio desde 2011. Julio es relativamente temprano para ver una actividad de incendios forestales de esta magnitud”, declaró la NOAA. El mes de junio de 2021 fue el quinto más cálido del que se tiene constancia en el mundo.

Una investigación de la Universidad de Alberta ha vinculado el intenso humo de los incendios forestales con las consecuencias respiratorias a largo plazo para los bomberos.

“Aquellos que estaban lidiando con la quema de materia orgánica estuvieron expuestos a una lluvia de pequeñas partículas en el humo, y los que estaban más expuestos tienen consecuencias a largo plazo”, dijo la investigadora principal del estudio, Nicola Cherry. “El impacto estaba correlacionado con la exposición: los que estaban más expuestos tenían más efectos”.

Relacionados

Oregon combate un gran incendio, pide ayuda exterior

Nubes de fuego amenazan respuesta al quinto incendio más grande registrado en Oregón

“Nunca habíamos visto algo así”: bomberos luchan contra el voraz incendio de Bootleg en Oregón

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.