“Caja de arena”: el ambicioso plan en marcha para resucitar un paraíso turístico en Tailandia

·3  min de lectura
La isla de Phuket abre sus puertas al turismo extranjero
QATAR AIRWAYS

PHUKET, Tailandia.- Tailandia arrancó este jueves un plan ambicioso, pero arriesgado, con el que espera dar nueva vida a un sector turístico devastado por la pandemia de coronavirus, al reabrir la popular isla turística de Phuket a los extranjeros totalmente vacunados procedentes de países de menor riesgo.

El turismo representa casi un quinto de la economía del reino y antes de la crisis unos 40 millones de viajeros viajaban cada año a Tailandia. Las restricciones impuestas por la pandemia hicieron que Tailandia registrara en 2020 sus peores resultados económicos desde la crisis asiática de 1997.

El nuevo tren bala del Tibet que viaja tan alto que les proveen oxígeno extra a los pasajeros

Pero el llamado programa “caja de arena” (un juego de palabras en inglés, sandbox, experimento computacional) llega en un momento en el que el número de casos de coronavirus está aumentando en Tailandia, incluyendo un número significativo de casos de la variante delta, y muchos se preguntan si es demasiado pronto para atraer de nuevo a los turistas, o si vendrán en números significativos en cualquier caso, debido a las restricciones que aún enfrentarán.

Llegan a Phuket los primeros turistas extranjeros
HANDOUT


Llegan a Phuket los primeros turistas extranjeros (HANDOUT/)

Las autoridades advirtieron que, si los casos empezaban a aumentar en la isla, podría ser necesario imponer más restricciones o cerrarla por completo.

Revés para Trump: acusan a su organización de montar un esquema para evadir impuestos durante 15 años

Se esperan menos de 250 viajeros internacionales en el primer día, frente al objetivo inicial de 1500. Luego de salir del aeropuerto, el francés Bruno Souillard dijo que soñó durante un año con regresar a Tailandia y aprovechó la oportunidad. “Estoy muy, muy feliz”, dijo el turista de 60 años después de bajar del primer vuelo: un avión de Etihad procedente de Abu Dhabi.

Antes del viaje y durante toda su estadía, los visitantes son sometidos a estrictos controles
LILLIAN SUWANRUMPHA


Antes del viaje y durante toda su estadía, los visitantes son sometidos a estrictos controles (LILLIAN SUWANRUMPHA/)

Las autoridades aseguran que el número de casos nuevos en la isla es extremadamente bajo, de un solo dígito al día, y que más del 70% de sus residentes están completamente vacunados. El gobierno apuesta a que los viajeros estarán dispuestos a tolerar las regulaciones relacionadas con el coronavirus para tener la oportunidad de pasar unas vacaciones en la playa después de estar encerrados en sus países de origen durante meses.

Antes del Covid-19, el sector del turismo constituía aproximadamente el 95% de los ingresos de Phuket.

Las vacías calles de Phuket, que intenta recuperarse tras la pandemia
LILLIAN SUWANRUMPHA


Las vacías calles de Phuket, que intenta recuperarse tras la pandemia (LILLIAN SUWANRUMPHA/)

Un centro monitorea los movimientos de los visitantes extranjeros a través de una aplicación móvil que los turistas deben instalar a su llegada, a fin de prevenir cualquier brote. Las autoridades pusieron condiciones estrictas a aquellos que elijan Phuket para sus vacaciones. Además de estar vacunados, solo pueden acceder los viajeros de 66 países considerados de riesgo bajo o medio. Tendrán que pasar 14 días en la isla antes de poder viajar a otro lugar de Tailandia y se someterán a tres pruebas de PCR durante ese tiempo, lo que a una familia le supondrá un costo de cientos de dólares.

Una fotografía aérea del Gran Buda, en Kata Beach, Phuket
LILLIAN SUWANRUMPHA


Una fotografía aérea del Gran Buda, en Kata Beach, Phuket (LILLIAN SUWANRUMPHA/)

“Es demasiado pesado”, estima Kongsak Khoopongsakorn, presidente de la sección sur de la asociación de hoteles de Tailandia. El empresario espera que algunas de las restricciones se levanten para el 1 de octubre, cuando comienza la temporada turística en Tailandia. Si no es el caso “corremos el riesgo de perder otra temporada (...). Podría ser desastroso y condenar a muchos establecimientos a no volver a abrir nunca sus puertas”, lamenta.

Karon Beach, en la isla de Phuket, a la espera de turistas
LILLIAN SUWANRUMPHA


Karon Beach, en la isla de Phuket, a la espera de turistas (LILLIAN SUWANRUMPHA/)

Agencias AP y AFP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.