CaixaBank augura nuevas consolidaciones y descarta ajustes antes de su fusión

Agencia EFE
·2  min de lectura

Barcelona, 30 oct (EFE).- El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, ha augurado nuevas operaciones de concentración en el mercado financiero español, ya que las entidades ganarían con ello rentabilidad, y ha descartado que se vayan a acometer ajustes de plantilla en la entidad antes de su fusión con Bankia.

Gortázar ha asegurado, durante la presentación de los resultados del tercer trimestre, que el proceso de fusión con Bankia, que se materializará el próximo año y dará lugar al mayor banco en España, avanza según lo previsto, a la espera de que las juntas de ambos bancos, convocadas para principios de diciembre, "bendigan" la operación.

"Seguimos ilusionados con este proyecto y trabajando para hacerlo realidad tan pronto como sea posible", ha afirmado el directivo.

La fusión CaixaBank-Bankia ha puesto de nuevo sobre la mesa la posibilidad de que se lleven a cabo nuevos procesos de concentración en España, una opción que Gortázar ve factible, teniendo en cuenta que el sector financiero "ha de tener una rentabilidad adecuada", algo que es positivo tanto para las propias entidades como para la sociedad en general.

"Creo que habrá más consolidación en España y otros países de Europa", ha apuntado el primer ejecutivo de CaixaBank, que piensa que este proceso de concentración no afectará a la competencia, ya que hay muchos actores en el mercado, y no hay por lo tanto "motivo de preocupación".

Gortázar, por otro lado, se ha mostrado muy satisfecho con los resultados del portugués BPI y ha asegurado que no analizan ni prevén analizar operaciones corporativas en el mercado luso.

"Tenemos muchísimo trabajo con esta operación con Bankia y nos va a llevar los próximos dos años al menos de foco", ha señalado.

Gonzalo Gortázar no ha concretado qué ajuste de plantilla será necesario realizar una vez se complete la fusión con Bankia, pero ha dejado claro que no se plantean acometer una reducción de personal "con anterioridad a la operación".

CaixaBank, no obstante, sí seguirá con su programa de concentración de sucursales, un proceso que hará, ha incidido Gortázar, "de manera tranquila y sin ningún impacto en plantilla".

El consejero delegado ha recordado que tras la fusión la nueva CaixaBank tendrá su sede social en Valencia y dos centros operativos en Barcelona y Madrid. "Barcelona va a tener un peso clave en CaixaBank, de eso no cabe ninguna duda", ha apostillado.

(c) Agencia EFE