Machismo y bullying en el surf profesional contra una campeona adolescente

·4  min de lectura
GOLD COAST, QUEENSLAND, AUSTRALIA - MAY 11: Caitlin Simmers of United States wins the Final of the Boost Mobile Gold Coast Pro on May 11, 2022 at Gold Coast, Queensland, Australia. (Photo by Matt Dunbar/World Surf League via Getty Images)
Caitlin Simmers antes de una competición de surf. Foto: Matt Dunbar/World Surf League via Getty Images.

La gran afluencia de surfistas en las playas y masificación en los picos para coger olas ha hecho que el localismo se haya convertido en un serio problema en la actualidad. Los surfers forasteros no siempre son bien recibidos y de vez en cuando surgen los problemas, dentro y fuera del agua. Es una de las peores caras del surf, aunque haya quien defienda a capa y espada ‘su’ playa, ‘sus’ olas.

Una situación que se vive a diario a lo largo y ancho del globo terráqueo y que puede afectarle cualquiera, sin importar que estemos hablando de surfistas ocasionales, veteranos, amateurs profesionales. Caitlin Simmers (California, 2005) pertenece al último grupo y lo ha sufrido en sus propias carnes, pero con el agravante de que, para colmo, es menor de edad.

En septiembre de 2021, esta joven de 16 años (15 por entonces) asombró al mundo del surf al imponerse en el US Open. Casi nada. Una victoria en una competición con etiqueta de Challenger Series (CS) que la permitió ganarse un puesto en la categoría Championship Tour (CT), la ‘primera división’ de la World Surf League (WSL) en 2022. Un paso de gigante en la carrera de cualquier surfista profesional, que sin embargo Simmers rechazó.

Debido a su corta edad, la californiana informó a la WSL que renunciaba a su participación en la máxima categoría del surf mundial para terminar sus estudios. "Por ahora quiero seguir trabajando en mi surf, pasar más tiempo con mi familia y con mis amigos y centrarme en el instituto", explicó Simmers en su momento.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un vídeo de YouTube a no disponible por tus preferencias de privacidad

La WSL vio con muy buenos ojos la decisión de su último prodigio y aun así la abrió las puertas de sus torneos para cuando ella quisiera. Sin presión, sin obligaciones, por amor al surf, para pasarlo bien. Caitlin tomó la palabra a la organización y ha ido participando en diferentes pruebas, en función de su tiempo y agenda, y para colmo se ha coronado en algunas de ellas como el primer CS de la temporada, el australiano Boost Mobile Gold Coast Pro. Eso sí, antes de ser sacada a hombros del agua hubo quien quiso sacarla, como diría mi padre, a gorrazos.

La historia la ha contado Stab Mag y es, cuanto menos vergonzosa. Machismo, bullying e incluso acoso en las olas de Greenmount. Simmers viajó a Australia con tiempo para entrenar antes del campeonato, sin embargo, tal y relata el medio especializado, la joven patrocinada por la todopoderosa Red Bull no llegó a coger más de dos olas por sesión, después de varias horas en el agua.

Caitlin vio constantemente como los surfistas locales la saltaban, es decir, no respetaban el turno y hasta la sacaban de las olas en plena maniobra. Una práctica bastante fea que todavía fue a peor después de varios días en las masificadas aguas australianas.

HUNTINGTON BEACH, CALIFORNIA - SEPTEMBER 26: Caitlin Simmers of the USA is the 2021 US Open of Surfing Champion the Final of the  US Open of Surfing Huntington Beach presented by Shiseido on September 26, 2021 at Huntington Beach, California, USA. (Photo by Kenny Morris/World Surf League via Getty Images)
HUNTINGTON BEACH, CALIFORNIA - SEPTEMBER 26: Caitlin Simmers of the USA is the 2021 US Open of Surfing Champion the Final of the US Open of Surfing Huntington Beach presented by Shiseido on September 26, 2021 at Huntington Beach, California, USA. (Photo by Kenny Morris/World Surf League via Getty Images)

Según cuenta Stab Mag, uno de los momentos más desagradables vividos por Simmers tuvo lugar en un día en el que había más de 300 personas agolpadas en el pico a las 8 de la mañana, coincidiendo con una fiesta nacional australiana. Varios testigos aseguran que la californiana no paró de escuchar insultos e improperios durante la primera media hora que estuvo en el agua, hasta que, cuando estaba en mitad de un tubo, un local la saltó y ambos cayeron de sus tablas.

Lo que debería haberse quedado en accidente, evitable pero al fin y al cabo un accidente, fue a más cuando el surfista local se dirigió a la joven forastera con actitud altiva y la dedicó un explícito "go home". Lamentablemente, no quedó ahí.

En la segunda ola que cogió Simmers aquel día, la californiana cometió un error y chocó con un surfista local bastante veterano. La joven pidió disculpas, pero se encontró con una respuesta de lo más desagradable. "Vete a tu casa, puta pelirroja. Puedes coger tu Red Bull y metértelo por el culo". Así de cortés fue un hombre hecho y derecho de unos 50 años.

"Visto en perspectiva, fue una estupidez", comentó una Caitlin que admite que debía haber evitado esa playa tan plagada de surfistas para entrenar. De hecho, tras el incidente machista buscó olas lejos de allí y regresó para proclamarse campeona del Boost Mobile Gold Coast Pro. Una redención en toda regla, pero que ojalá no hubiese tenido que darse.

Vídeo | Un tiburón golpea a un niño de 9 años que hacía surf en una playa de Florida

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.