Caen asaltantes de transporte público en Valle de Chalco

·2  min de lectura

VALLE DE CHALCO, Méx., diciembre 25 (EL UNIVERSAL).- "¡Ahí está la patrulla, ahí está la maruca!", se escucha en el interior de una unidad de pasajeros mientras cuatro hombres despojaban de sus pertenencias a los usuarios.

Eran las 15:36 horas del 18 de diciembre cuando ocurrió el atraco en una vagoneta que circulaba sobre la autopista México-Puebla, a la altura de Puente Rojo, en el territorio de Valle de Chalco.

Según un video que se difundió en redes sociales, en el vehículo concesionado iban varios usuarios, entre ellos dos niñas pequeñas que estaban sentadas cerca de la puerta.

Las imágenes captadas por la videocámara de la unidad de transporte captó cuando dos sujetos con gorra beisbolera, color negra y con tapabocas, la abordan y se acomodan en los asientos laterales, cerca de donde estaban las menores.

Metros adelante la vagoneta vuelve a detenerse y otros dos hombres se suben, uno que también porta una gorra beisbolera en el costado y el otro en el asiento trasero.

Segundos después dos pasajeros piden bajar en la parada del Puente Rojo, de inmediato los hampones se ponen de pie y sacan un arma de fuego con la que amenazan a los usuarios y comienzan a despojarlos de sus pertenencias, con el apoyo de los otros dos hombres que estaban sentados al lado de las niñas.

Mientras les quitan los objetos de valor a los usuarios se escucha una voz de alarma. "¡Ahí está la patrulla, ahí está la maruca!". El ladrón que lleva el arma la arroja al piso del vehículo, cerca de los pies de un pasajero que viste con una sudadera amarilla.

Los cuatro delincuentes se sientan otra vez en el lugar que ocupaban. Uno de los pasajeros les recomienda que se vayan.

"¡Nadie va decir güey, neta échense a correr o algo, nadie va a decir neta, de huevos. Espérate nadie va decir, ya está la maruca ya los vieron güey, ya estuvo! ", les dijo uno de los pasajeros.

Policías municipales de Valle de Chalco que transitan por la carretera de peaje se percataron de lo que ocurría en la unidad de transporte público y le ordenaron al chofer que se detuviera.

Los primeros que se bajaron fueron los cuatro ladrones. Las víctimas denunciaron que los hombres los habían asaltado y les indicaron el lugar donde tiraron la pistola

Algunos de los usuarios se bajaron también y mientras los oficiales vallechalquenses revisaban a los cuatro tipos los golpearon.

Uno de los policías locales subió a la unidad y observó dónde estaba la pistola, le tomó fotos con su teléfono celular y después la recogió para presentarla como evidencia ante el agente del Ministerio Público.

"¡Si así fuera siempre, híjole que bueno sea, ¿a poco no?!" Le comentó una usuaria a otras dos mujeres que viajaban en la vagoneta.