Cae presunto feminicida de Dania Clarilú, mujer asesinada en Sinaloa

CULIACÁN, Sin., enero 23 (EL UNIVERSAL).- El presunto homicida de Dania Clarilú "N", privada de la vida de varios disparos en el interior de un restaurante de sushi en la capital del estado, el cual fue capturado en Rosarito, Baja California, fue contratado por otra mujer previo pago de 50 mil pesos para cometer el crimen.

Durante la audiencia inicial, bajo la causa penal 1315/2022 en la imputación, la parte acusadora señaló que el detenido recibió una cantidad de dinero para matar a Dania Clarilú "N", presuntamente por salir con la pareja sentimental de otra mujer que ordenó su muerte.

En la audiencia se acreditó con pruebas documentales y videos captados en el negocio de sushi, ubicado en la colonia Nueva Galicia, que tres personas, una de ellas identificada como el primo de la mujer que contrató a las personas que privarían de la vida a la mujer, se estacionaron fuera del negocio. El imputado Luis Arturo "N" fue el que disparó el arma.

Las investigaciones abiertas establecen que el presunto homicida, a través del primó de una mujer, cuya identidad se mantiene en reserva, fue contratado para realizar el trabajo a cambio de un pago de 50 mil pesos, este junto con otro cómplice acudieron al negocio, donde comía tranquilamente la víctima.

Según las pesquisas de la Fiscalía General del Estado el feminicidio de derivó de un conflicto pasional, puesto que la mujer que ordenó el asesinato de la joven presuntamente estaba molesta porque su pareja sentimental salía con ella.

La tarde del día 25 de noviembre del 2022, en plenos festejos del Día Internacional contra la Violencia de Género, en un restaurante de sushi, ubicado en la avenida Patria de la colonia Nueva Galia, Dania Clarilú "N" fue privada de la vida de varios disparos.

En base a las imágenes captadas por cámaras de video vigilancia del restaurante, se logró identificar a las dos personas que ingresaron al lugar y uno de ellos, Luis Arturo "N", fue el que le disparó a corta distancia.

La Policía de Investigación logró ubicarlo escondido en Rosarito, en Baja California, donde fue detenido y trasladado a la capital del estado, en donde fue puesto a disposición de un juez que le dictó prisión preventiva oficina y concedió a la parte de la defensa un plazo de 144 horas para que recopilen pruebas que descargo.