Cae mando por caso Ayotzinapa

Manuel Espino

CIUDAD DE MÉXICO, octubre 30 (EL UNIVERSAL).- El exsecretario de Seguridad Pública de Guerrero, Leonardo Octavio Vázquez Pérez, fue detenido el pasado viernes en el estado de Nayarit por agentes de la Fiscalía General de la República (FGR), por su presunta implicación en el caso Ayotzinapa.

Fuentes del gabinete de seguridad federal reportaron que Vázquez Pérez, quien era el mando de la SSP de Guerrero cuando desaparecieron los 43 normalistas, el 26 de septiembre de 2014, está acusado del delito delincuencia organizada por presuntos vínculos con el grupo criminal Guerreros Unidos.

La aprehensión de Vázquez Pérez deriva de las 83 órdenes de captura que se giraron en agosto de este año, a petición de la FGR, contra exfuncionarios y militares por los delitos de delincuencia organizada, desaparición forzada, tortura, homicidio y delitos contra la administración de justicia en el caso Ayotzinapa.

En septiembre se dio a conocer que el mando policiaco estaba en la mira de la FGR, al igual que el exprocurador de Justicia de Guerrero, Iñaki Blanco, y la expresidenta del Tribunal Superior de Justicia de Guerrero, Lambertina Galeana Marín.

Cabe destacar que la detención del exmando policiaco durante el periodo del exgobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero, se registró apenas días después de que el subsecretario de Gobernación, Alejandro Encinas Rodríguez, declaró que en la nueva investigación se incluyeron pruebas sin verificar.

De esta manera, Leonardo Octavio Vázquez Pérez, militar retirado, se sumó a la lista de exfuncionarios presos por el caso Ayotzinapa durante el sexenio del expresidente Enrique Peña Nieto, integrada por el general José Rodríguez Pérez, el capitán José Martínez Crespo, el sargento Eduardo Mota Esquivel y el subteniente Fabián Alejandro Pirita, recluidos en el Campo Militar 1-A.

Este lunes, el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) ofrecerá una conferencia de prensa en la que se espera que dé su postura en torno a lo declarado por el subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas Rodríguez, respecto a que se incluyeron pruebas sin verificar en las investigaciones ministeriales en las que estuvo al tanto.

El pasado jueves, el presidente Andrés Manuel López Obrador acusó que en la Fiscalía Especializada para el caso Ayotzinapa se trató de "dinamitar" las investigaciones.