Cae "El 22" operador del CJNG en Coalcomán, Michoacán

CIUDAD DE MÉXICO, enero 17 (EL UNIVERSAL).- Autoridades del gobierno federal, confirmaron que personal del 65 Batallón de Infantería, detuvo en Michoacán a otro operador del Cártel Jalisco Nueva Generación, pero ahora en el municipio de Coalcomán.

Se trata de Rosario Israel Montes Rodríguez, el "22", señalado como uno de los operadores de esa organización criminal, en la región de Coalcomán.

El 22, es identificado por las fuerzas federales como uno de los principales autores materiales de secuestros, desapariciones y homicidios, además que se dedicaba a controlar de la venta de droga en Coalcomán.

Junto con Israel Montes, fueron detenidos también: Jorge Luis Aguilar Montaño, originario Guadalajara, Jalisco y Cesar Méndez Polvos, de El charapo, municipio de Aguililla, Michoacán.

A los implicados, les aseguraron dos camionetas y una motocicleta, además de armas, droga y dinero en efectivo, que también fueron puestos a disposición de la Fiscalía General de la República.

EL UNIVERSAL, dio a conocer este fin de semana, que durante una operación conjunta, también personal del Ejército Mexicano y de la Guardia Civil, detuvo a una persona con varias dosis de droga en el municipio de Aguililla.

La mujer fue identificada como Alma Antonia Calderón García "Almilla", operadora en diferentes actividades del CJNG en esa región de la Tierra Caliente.

Calderón García fue capturada en un trabajo coordinado de fuerzas estatales y federales, en la localidad de Peña Colorada, cuando transportaba varias dosis de la droga conocida como hielo.

Alma Calderón, fue puesta a disposición del Ministerio Público Federal, quien resolverá su situación jurídica y donde ya es investigada por otros delitos.

Almilla es pareja sentimental de Lucas Fierros Mora, "El Mataguaches", uno de los jefes de plaza de esa organización criminal en Aguililla.

El Mataguaches es responsable de ataques con explosivos a personal militar, además de asesinatos, secuestros, extorsiones y desapariciones.

Alma Antonia y Lucas Fierros, son señalados de privar de la libertad a cinco habitantes de La Bocanda, quienes siguen desaparecidos.

Se trata de un agricultor, su esposa, su nieto y dos trabajadores, de quienes nada se sabe desde el pasado 30 de diciembre.