El Cadillac Celestiq llegará con techo de vidrio inteligente

Luis Miguel Paredes
·1  min de lectura

General Motors (GM) trabaja en la nueva versión del sedán Cadillac Celestiq, el vehículo eléctrico insignia de la compañía, que llegará con un techo de vidrio inteligente, al que se podrá ajustar la opacidad con solo presionar un interruptor.

Este tipo de techos, llamados SPD-Smartglass, ha sido diseñado y fabricado por la compañía Research Frontiers, con sede en Woodbury, Nueva York. Su funcionamiento se basa en la tecnología Suspended Particle Device (SPD), la cual surgió para reemplazar las ventanas deslizantes manuales en los aviones comerciales.

“La tecnología SPD es un vidrio inteligente que hace posible cambiar su opacidad, gracias a una película con nanopartículas”, afirmó Joe Harary, consejero delegado de Research Frontiers, en entrevista con Engadget.

El directivo explicó que la película, que reacciona a través de una pequeña tensión eléctrica, puede ir de un nivel totalmente transparente o uno totalmente opaco.

Añadió que los cristales que conforman el vidrio actúan como dipolos inducidos. Así, al aplicar un campo eléctrico a los revestimientos conductores de la película, las partículas se alinean y permiten que pase la luz. Luego, al quitar el voltaje, su tendencia es permanecer en estado oscuro, lo que provoca que el panel se opaque.

Además de las obvias, una ventaja de este vidrio es que bloquea parcialmente los fotones entrantes, por lo que, según un comunicado de Research Frontiers, reduce la cantidad de deslumbramiento experimentado por el conductor y el calor atrapado dentro del vehículo. Ello provoca que el ocupante pueda mantenerse fresco sin encender el aire acondicionado y, en consecuencia, un ahorro de energía.

Se espera que el Cadillac Celestiq sea lanzado en 2023, con un precio inicial de $200,000 dólares.