Cadena de suministro entre Irlanda del Norte y Gran Bretaña está a punto de colapsar: transportistas

·2  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO: Figuras humanas de juguete frente a la palabra "Brexit"

DUBLIN, 9 ene (Reuters) - La cadena de suministro entre Irlanda del Norte y el resto del Reino Unido se encuentra a un "desperfecto de un barco" del colapso como resultado de la frontera reglamentaria tras el Brexit, advirtió la Asociación de Transporte por Carreteras (RHA) al gobierno británico.

En una carta enviada al jefe de Gabinete, Michael Gove, a la que accedió Reuters, la RHA dijo que algunos sectores sufren "enormes dificultades" por las nuevas y complejas normas, poco más de una semana después de que el Reino Unido dejó la órbita de la Unión Europea.

Gran Bretaña ya no forma parte del mercado único y la unión aduanera de la UE, pero la región de Irlanda del Norte, gobernada por los británicos, tiene un pie en ambos campos como parte del territorio del Reino Unido, pero también alineada con el mercado único de la UE.

Las nuevas normas han dejado algunos estantes vacíos esta semana, ya que los supermercados tienen dificultades para importar productos frescos de Gran Bretaña y los fabricantes han informado de que los camiones con destino a Irlanda del Norte no pueden cruzar el Mar de Irlanda debido a dificultades con las declaraciones de aduana.

La RHA dijo que las líneas de suministro de materias primas de Gran Bretaña también se habían restringido debido a los cambios reglamentarios y que las fábricas ya habían informado de graves problemas en la cadena de suministro, incluidos fallas en contratos de venta al por menor.

El gremio advirtió a Gove de que la introducción de algunos de los procesos aduaneros más complejos del mundo, con casi ninguna capacitación, ni tiempo de implementación y una capacidad insuficiente, dejó al sector a "una tormenta, un evento de COVID o un desperfecto de un barco" de tener serios problemas de suministro.

"Esto resultaría en una escasez en los estantes de los supermercados (de Irlanda del Norte) y en que las fábricas se quedaran sin materiales", dijo en la carta el director ejecutivo de la RHA, Richard Burnett.

Burnett también advirtió de que el confinamiento por COVID-19 que mantendrá cerrado el sector hotelero y las minoristas no esenciales de Irlanda del Norte durante otro mes "simplemente enmascara una crisis de la cadena de suministro para el servicio de alimentos y de hotelería".

Gove dijo el viernes que las dificultades para mover bienes entre Irlanda del Norte y el resto del Reino Unido empeorarán antes de mejorar.

(Reporte de Padraic Halpin en Dublín y Kate Holton en Londres; Editado en español por Javier López de Lérida)