Cadena perpetua para esposo y suegro de Nicole Montalvo acusados de asesinarla

·2  min de lectura

Un juez condenó a cadena perpetua el miércoles al esposo separado y al suegro por matar a Nicole Montalvo, una mujer de St. Cloud.

Un jurado encontró a Christopher Otero-Rivera y su padre, Ángel Luis Rivera, culpables de asesinato en segundo grado, abuso de un cuerpo y alteración de pruebas en la muerte de su esposa. Montalvo, quien se estaba divorciando de su esposo, desapareció el 21 de octubre de 2019, luego de dejar al hijo de 8 años de la pareja en la casa de los Riveras en Hixon Avenue — donde más tarde se encontraron algunos de sus restos.

Durante un juicio en abril en el juzgado del condado de Osceola, los fiscales dijeron que ambos querían que Montalvo “desapareciera” para poder obtener la custodia del hijo de la pareja.

Un año antes de la desaparición de Montalvo, Otero-Rivera fue acusado de secuestrar y golpear brutalmente a su esposa en octubre de 2018, según muestran los registros judiciales. Mientras estaba encarcelado, Montalvo solicitó el divorcio en febrero de 2019, buscando el fin de su relación después de años de presuntos abusos.

Ambos hombres tramaron un plan para plantar drogas en Montalvo para hacerla perder la custodia del niño, dijeron los fiscales. Dos personas declararon que Ángel Rivera les ofreció dinero para matar a su nuera.

Después de la desaparición de Montalvo, su suegro les dijo a los agentes que ella le había enviado un mensaje de texto pidiéndole a él y a su esposa que cuidaran a su nieto durante unos días.

Los detectives, sin embargo, sospecharon que el mensaje de texto fue enviado por alguien que no era Montalvo porque no le había dicho a nadie que iba a ninguna parte. Posteriormente, los investigadores encontraron a Montalvo quemada, cortada en pedazos y enterrada en dos propiedades pertenecientes a la familia Rivera.

Los datos de ubicación de un monitor de tobillo en Otero-Rivera mostraron que estaba cerca de un sitio donde estaban enterrados los restos de Montalvo. Los investigadores también dijeron que encontraron dos botellas de agua en una excavadora alquilada con ADN que coincidía con Ángel Rivera.

Los abogados defensores dijeron que la evidencia en el caso era “circunstancial”. Ambos hombres se culparon mutuamente por el asesinato de Montalvo.

Otero-Rivera y su padre se encuentran actualmente detenidos en la cárcel del condado de Osceola.

* Esta historia fue publicada en el Orlando Sentinel por la periodista Monivette Cordeiro. La traducción al español fue realizada por la periodista Ginayra Alvarado Villegas. La puedes contactar a galvarado@orlandosentinel.com.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.