Cachún Cachún Ra Ra: la 'leyenda negra' de uno de los programas más entrañables (y polémicos) de la TV mexicana

Miguel Cane
·6  min de lectura

Cuando se habla de programas entrañables de la TV mexicana suele surgir el nombre de 'Cachún Cachún Ra Rá' como un ejemplo del sitcom mexicano que capturó la imaginación de generaciones de espectadores y nos dio numerosas horas de risas, pero también ha generado no solo una ola de nostalgia, sino toda una 'leyenda negra' en torno a su producción y elenco, elementos que lo han convertido a lo largo de cuatro décadas en un tema de polémica, que aún con el paso de los años no cesa nunca.

Semillero de muchos talentos como Eugenio Derbez, Adela Noriega, Nailea Norvind, Ari Telch o incluso la trágicamente desaparecida Viridiana Alatriste (la hija de Silvia Pinal que murió en un accidente de auto en octubre de 1982), el programa surgió como una gran oportunidad para mostrar el talento juvenil que se estaba formando en lo que eventualmente se convertiría en el CEA de Televisa y también para aprovechar a un público cautivo que hasta ese momento no se había tomado en cuenta: los jóvenes.

En la primavera de 1981, el panorama de la TV juvenil en México era muy árido: no había una programación que le atrajera a los adolescentes y/o adultos jóvenes, que no fuera de procedencia estadounidense, con programas como 'Happy Days', 'Los Dukes de Hazzard' y otras comedias filmadas de la época. Así, un importante sector del público no tenía representación, ya que la franja de las 8pm - el llamado horario familiar- estaba consagrada a sitcoms añejos, que en su mayoría habían debutado a inicios o mediados de los 70, como 'Hogar, dulce hogar' o 'Mi secretaria' (que estaba basado claramente en 'The Mary Tyler Moore Show').

Fue así que dos jóvenes productores, Luis de Llano Macedo (hijo a su vez de un pionero de la producción de TV, Luis de Llano Palmer y de la legendaria estrella de cine Rita Macedo) y su asociada, Patty Juárez, tuvieron la visión de un programa que fuera un espacio para los adolescentes (y además para los productos que estos consumían) y les diera visibilidad, impacto e identificación.

Originalmente su concepto era adaptar un modelo similar al de 'Happy Days' (que había sido un gran éxito en los años 70 para la TV estadounidense) y la película 'Grease' con John Travolta y Olivia Newton-John: mostrar las aventuras y desventuras románticas y cómicas de un grupo de estudiantes en una escuela preparatoria de clase media, con números coreográficos y musicales, ambientada en la década de 1950. Esta última idea fue descartada cuando se vio lo costoso que resultaba (y para no arriesgarse a una demanda por copyright) .

Fue así que, con el elenco que habían empezado a elegir, conformado principalmente por jóvenes talentos traídos del teatro musical, del teatro cabaret y de otros proyectos de Televisa, bajo la dirección de Martha Zavaleta (que también se incorporó al reparto como la formidable profesora Dagoberta Bonilla, alias 'Godzilla'), comenzaron a crear el concepto más orgánico y contemporáneo, que acabaría convirtiéndose en un éxito inesperado.

Así, de la noche a la mañana, Alma Delfina -que ya para entonces era una actriz conocida e imagen de varias campañas publicitarias memorables-, Viridiana Alatriste, Fernando Arau (que sería uno de los primeros presentadores de 'Despierta América'), Lupita Sandoval -cuyo personaje, Nelly Alpuche, alias 'Petunia' se volvió icónico -, Rosita Pelayo, el hoy extinto dramaturgo Rodolfo Rodríguez, el celebrado actor Gerardo González, Alicia Encinas, la entonces adolescente Arianne Pellicer y muchos más, se convirtieron en estrellas, en sus primeros años de transmisión.

Lo que contribuyó a su éxito, a diferencia de la comedia episódica de 'Chespirito', o del chiste añejo que se hacía en otros programas, era que 'Cachún Cachún Ra Ra' -que toma su título de la célebre porra universitaria - seguía un formato más fresco: trataba temas importantes (la depresión y la autoestima, la drogodependencia, etc) sin minimizarlos ni moralizar, contrapuestos a un sentido del humor más socarrón y sarcástico, salpicado esto con elementos de enredos amorosos propios de lo que en esos años se denominaba 'la chaviza' y números musicales, lo que derivó en grabar discos con la banda sonora y montar un espectáculo de teatro que realizó giras internacionales y hasta una película de largometraje, y todo esto con el consabido precio: abuso de alcohol y sustancias, colapsos mentales, peleas motivadas por ego, relaciones tóxicas y el pie a una 'leyenda negra' que aún hoy prevalece.

A lo largo de los seis años que duró al aire el programa, y siguiendo el patrón de las escuelas reales, fue plataforma de numerosas figuras que se hicieron famosas.

Otra futura gran estrella que hizo su debut en el programa, después de años de hacer comerciales y algún videoclip ('Palabra de honor', con Luis Miguel), fue Adela Noriega, en un personaje llamado 'Adela' apareció en tres capítulos en 1985 y se incorporó después como villana juvenil a 'Juana Iris', con Victoria Ruffo (era la novia hipócrita de Pedro Fernández en ese melodrama).

El programa fue perdiendo lustre, como sucede en todo sitcom que dura mucho tiempo al aire - los últimos capítulos olvidaron el formato escolar y trataron de interesar al público en una serie de capítulos más melodramáticos enfocados en la vida de los primeros personajes convertidos en adultos, que fue un fracaso estrepitoso y acabó efectivamente con la larga carrera del programa juvenil más exitoso de la TV mexicana.

Mas con el paso del tiempo, la reputación del programa creció en forma de culto, con numerosas repeticiones - aunque los intentos de hacer un remake nunca han prosperado - que lo hicieron familiar para nuevas generaciones, y también por los numerosos rumores y situaciones trágicas que rodearon al elenco con los años: la muerte de Viridiana, cuando había recién dejado el programa para incorporarse a la telenovela 'Mañana es primavera', que producía su madre, es la primera de ellas, al igual que las truculentas historias de consumo de drogas - que muchos no quisieron admitir hasta años más tarde - y las muertes por VIH-AIDS de Rodolfo Rodríguez y José 'Tito' De Mara, miembros del reparto original, cuya homosexualidad le fue ocultada al público por Televisa de manera tajante por años (Baste recordar que en 1983 la empresa hizo una 'purga' de actores homosexuales y lesbianas)

Estas historias alimentaron el morbo en decenas de periodistas televisivos que han buscado explotar, sensacionalizar o excavar cualquier aspecto oscuro del programa, aunque hay que reconocer que más allá de eso, 'Cachún Cachún' es - y será siempre - la primera puerta que cruzaron numerosas figuras para entrar a los hogares de los televidentes mexicanos, que aún hoy siguen queriéndolos como si hubieran sido sus propios compañeros de escuela.

TAMBIEN TE PUEDE INTERESAR

Lo que el mundo no entiende de los mexicanos: ¿por qué adoran lo kitsch, como a Gloria Trevi y Juan Gabriel?

Silvia Lomelí y la tragedia que alejó de la TV a una de las conductoras más populares de 'Hoy'

El 'misterio' de 'La Rosa de Guadalupe' que nadie ha podido descifrar (aunque todos lo intentan)

EN VIDEO: Covid-19 y violencia en Tijuana: la ciudad con doble pandemia en México