Cachorros de jaguar argentino nacen de inusual pareja

·2  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO: Tania, una jaguar hembra criada en un zoológico, es vista en su recinto en el Parque Nacional El Impenetrable, en la provincia de Chaco, Argentina,

BUENOS AIRES, 10 feb (Reuters) - En Argentina, una atípica historia de amor ha tenido un final feliz, ya que dos cachorros de jaguar nacieron de la cruza entre un macho salvaje y una hembra que ha vivido toda su vida en cautiverio.

La provincia norteña del Chaco y la Fundación Rewilding Argentina dijeron el miércoles que dos cachorros de jaguar nacieron meses después del apareamiento entre Tania y Qaramta, que significa "el que no puede ser destruido" en la lengua regional Qom.

Los jaguares salvajes se habían visto erradicados en gran parte del área del parque nacional 'El Impenetrable' y estos nacimientos inusuales son una luz de esperanza a medida que los grupos protectores de animales buscan aumentar su población.

"Son por un lado una especie de símbolo de empezar con la recuperación del yaguareté (jaguar) en el Chaco que si no hacíamos algo se iba a terminar extinguiendo", dijo a Reuters Sebastián Di Martino, director de conservación de Rewilding Argentina.

Ambos cachorros nacieron en la madrugada del 30 de enero, añadió Di Martino.

Los cachorros serán criados en el parque nacional, donde la seguridad esta garantizada sin ningún tipo de interferencia humana y hasta que los mismos estén listos para ser liberados en su habitat natural.

"Acá era cruzar un macho silvestre, que nunca había estado encerrado, con una hembra cautiva que nunca vivió libre. Así que era algo que no se había hecho nunca, de hecho buscamos antecedentes por todo el mundo a ver si alguien había hecho algo parecido, pero no", afirmó Di Martino.

El inusual cortejo se inició en 2019 en un recinto especialmente construido en los densos bosques del parque nacional 'El Impenetrable', de 320.000 hectáreas, luego de que el joven Qaramta fuera detectado por primera vez debido a una huella hallada en el lecho de un lodoso río.

Durante nueve meses, Qaramta y Tania, que venía de un zoológico local, se conocieron a través de la cerca de su recinto, previo a que a Qaramta se le permitiera acceder para un encuentro cara a cara a fines del año pasado.

Los investigadores en aquella oportunidad no pudieron confirmar que los dos jaguares se hubieran apareado con éxito, pero dijeron que pareció que lo pasaban "bien juntos".

(Reporte de Horacio Soria y Agustín Geist, Traducido por Hernán Nessi)