La Cachemira india cumple 100 días sin internet y bajo restricciones

Agencia EFE

Srinagar (India), 12 nov (EFE).- La Cachemira india cumplió este martes 100 días sin internet, después de que el Gobierno indio impusiese restricciones sin precedentes y cortase por completo las telecomunicaciones el pasado agosto tras retirar por sorpresa el estatus especial de la región.

La India ha suavizado algunas de las medidas, que han paralizado el único estado de mayoría musulmana del país asiático, como las restricciones a los derechos de circulación y reunión. También ha restablecido las conexiones telefónicas fijas y los móviles de pospago.

Pero la región sigue sin internet, una situación que ha provocado la protesta este martes de decenas de periodistas locales frente al Club de Prensa de Cachemira de Srinagar, la capital de verano de la región de Jammu y Cachemira.

"Dejadnos trabajar libremente" y "el periodismo no es un crimen" fueron algunos de los eslóganes lanzados por los periodistas, ordenadores portátiles en mano, que ven el bloqueo de internet como un ataque de las autoridades indias contra la libertad de prensa.

"El Gobierno quiere reducir a los periodistas a que sean sus portavoces", dijo a Efe Mohammad Raafi, un periodista independiente.

Los profesionales de la información se han visto obligados, desde el inicio de las restricciones impuestas el pasado 5 de agosto, a esperar cada día en largas colas en un centro controlado por el Gobierno para enviar sus noticias o incluso un simple correo electrónico.

La región fue víctima de un apagón informativo total durante los primeros días de la crisis.

"Creemos que es un intento deliberado de despreciar nuestra profesión", explicó otro manifestante a Efe, Shams Irfan.

El Gobierno indio suspendió el estatus especial que el Estado de Jammu y Cachemira mantenía desde hace más de siete décadas y dividió la región en dos Territorios de la Unión controlados por Nueva Delhi.

La derogación del precepto constitucional llegó acompañada de un bloqueo a las comunicaciones telefónicas y de internet en Cachemira y de restricciones a los derechos de reunión y libre circulación.

El Ejecutivo indio también detuvo a miles de personas, entre ellas numerosos líderes políticos como los antiguos jefes de gobierno de la región Omar Abdullah y Mebooba Mufti, que siguen encarcelados.

(c) Agencia EFE