Cacerolada contra la estricta ley de lesa majestad en Tailandia

Bangkok, 10 feb (EFE).- Más de un millar de personas participaron este miércoles en una cacerolada en Bangkok para protestar contra la estricta ley de lesa majestad, que castiga con entre 3 y 15 años las ofensas y amenazas contra la familia real.

La protesta se produce al día siguiente de que la Fiscalía negara la libertad bajo fianza a cuatro líderes de las protestas prodemocráticas acusados de lesa majestad por participar en varias manifestaciones el año pasado en las que rompieron el tabú de pedir la reforma de la monarquía.

"Liberad a nuestros amigos" era una de las consignas que coreaban los manifestantes, que celebraron las primera protesta multitudinaria desde finales de noviembre, y golpearon cazuelas y sartenes, inspirados en las protestas contra el golpe militar en Birmania (Myanmar).

La inspiración es mutua, ya que los manifestantes birmanos también han adoptado el saludo con los dedos índice, medio y anular de la saga "Los juegos del hambre" convertido en símbolo contestatario en las movilizaciones antigubernamentales tailandesas.

Los asistentes a la protesta en Bangkok, convocados por el grupo estudiantil Ratsadon y la ONG Labour Network for People's Right (LNPR), reeditaron las demandas de las protestas que comenzaron el pasado julio: dimisión del primer ministro, Prayut Chan-ocha, la redacción de una nueva Constitución y reforma de la monarquía.

Los activistas acusados formalmente de lesa majestad por la Fiscalía la víspera son Anon Nampa, Parit “Penguin” Chiwarat, Somyot Pruksakasemsuk y Patiphan Leucha, sobre quienes pesan también cargos de sedición por otros delitos.

Se trata de los primeros cargos formales de lesa majestad que presentan las autoridades contra los manifestantes, que el año pasado llegaron a movilizar a decenas de miles de personas.

PROPUESTAS PARA ENMEDAR EL ARTÍCULO 112

El partido opositor Move Forward, el sucesor del disuelto Future Forward, presentó hoy varias propuestas para enmendar el artículo 112 del Código Penal, la conocida como ley de lesa majestad, incluida una rebaja de la pena máxima a un año de cárcel.

También propone que sea solo la Oficina de la Casa Real la que pueda acusar de lesa majestad y no cualquier ciudadano, como ocurre ahora.

Uno de los acusados de lesa majestad más notorios es Thanathorn Juangroonruangkit, exlíder de Future Forward, por criticar un acuerdo en Tailandia para la fabricación de vacunas contra la covid-19 de AstraZeneca a través de una empresa del monarca, Vajiralongkorn.

Aunque desde la llegada al trono del Vajiralongkorn en 2016 prácticamente no se había aplicado la lesa majestad, las autoridades comenzaron a usarla el año pasado contra los líderes y seguidores de las manifestaciones.

La ONU, la Unión Europea y Estados Unidos han criticado su uso para acallar las críticas al Gobierno y las penas excesivas, incluida una de 43 años de prisión impuesta por un tribunal a una funcionaria el pasado enero por compartir en las redes sociales un programa de radio crítico con la monarquía.

(c) Agencia EFE