Cabecilla FARC se desmoviliza

BOGOTA, Colombia (AP) — El jefe de un combativo frente de las FARC se desmovilizó junto a su novia y aseguró el viernes que es un error considerar que la guerrilla está debilitada, aunque sí sufre un bajón.

"Las FARC en este momento están en un bajón... (pero) no debemos decir que están debilitados porque eso sería un error. Ellos se sostienen", dijo Nelson Ruiz, de 37 años, quien era el jefe del "Frente Abelardo Romero", que opera en la región de La Macarena y La Uribe, ambas localidad en el departamento de Meta, al sur país, que han sido tradicionalmente bastiones de la insurgencia.

Ruiz y su novia, Diana Gutiérrez, de 25 años y alias Yaira, se entregaron a las autoridades el pasado 17 de noviembre a tropas en la región del Meta y ambos fueron presentados en la jornada ante los periodistas en el Ministerio de Defensa, donde el titular de esa cartera, Juan Carlos Pinzón, aseguró que en el 2012 ya se han desmovilizado un millar de rebeldes de las FARC.

El ex guerrillero, que dijo que tenía cuatro meses como jefe del frente, explicó su decisión de abandonar el grupo, entre otras razones, para poder reunirse con sus familiares, por cansancio tras 21 años en las filas de la insurgencia y ante la presión militar que va desde ataques hasta cortar sus rutas de suministros.

Ruiz narró que el sábado pasado le dijo a sus hombres que iría a hacer una llamada telefónica a un poblado cercano, se quitó el uniforme y luego le dijo a su novia que lo acompañara, también sin uniforme, y se fueron caminando hasta encontrarse con unos soldados de un batallón de ingenieros del Ejército que construían una carretera entre San Juan de Arama y Mesetas.

En los últimos días, ambos estuvieron con autoridades militares, que generalmente se toman varios días en recabar sus testimonios y comprobar que realmente se trata de rebeldes y de la unidad a la que dicen pertenecer y no de delincuentes comunes, por ejemplo.

Las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) cuentan actualmente con unos 8.000 a 9.000 miembros y aunque han sufrido deserciones y bajas desde inicios de los años 2000, cuando se calculaba que eran más de 15.000 guerrilleros, siguen reclutando o recibiendo adhesiones, según han indicado las autoridades.

Cargando...