La cabalgata de Madrid recupera su esplendor con la paz en Ucrania como telón de fondo

Los Reyes Magos saludan en la cabalgata de Madrid.
Los Reyes Magos saludan en la cabalgata de Madrid.

Los Reyes Magos saludan en la cabalgata de Madrid.

Caramelos, magia y mucha ilusión. Los Reyes Magos han vuelto por todo lo alto y sin ningún tipo de restricción a las calles de toda España, saludando a los millones de niños, y no tan niños, que han llenado ciudades y pueblos para ver a Melchor, Gaspar y Baltasar.

En Madrid, cuya cabalgata se ha retransmitido a través de TVE, la lluvia que ensombreció el recorrido hace un año no ha hecho acto de presencia este jueves y los madrileños han podido disfrutar de la cabalgata en todo su esplendor, con la emoción visible en los rostros de las personas que poblaban las calles.

“Desde España, con el corazón en Ucrania”, así ha arrancado sobre las seis y media la retransmisión, ya que la temática de este año gira entorno a la paz, que ha estado presente durante todo el recorrido. La encargada de abrir la cabalgata ha sido una bailarina suspendida sobre el cielo de Madrid gracias a trescientos globos blancos que simboliza a un ángel blanco, el ángel de la paz.

El ángel, suspendido en el cielo de Madrid.
El ángel, suspendido en el cielo de Madrid.

El ángel, suspendido en el cielo de Madrid.

Once carrozas, entre ellas las tres en las que viajaban sus majestades de Oriente, han lanzado miles y miles de caramelos a las más de 10.000 personas que esperaban en el Paseo de la Castellana. En concreto, 2.400 kilos de caramelos sin gluten para celebrar por todo lo alto después de que el año pasado no pudieran lanzarse dulces por la situación sanitaria. Algunos de los pequeños entrevistados por los reporteros de TVE han confesado que los guardarán para dejárselos esta noche a los Reyes Magos.

Varias personas intentar coger caramelos en la cabalgata de Madrid.
Varias personas intentar coger caramelos en la cabalgata de Madrid.

Varias personas intentar coger caramelos en la cabalgata de Madrid.

Una de las sorpresas de la cabalgata ha sido el ‘gigante carbonero’, una enorme figura que ha desfilado por la Castellana con sacos de carbón dulce que, según los organizadores, recuerda a los niños qué puede pasar si los niños no se han portado bien. Una costumbre que según los expertos hay que desterrar ya de los días previos a la llegada de los Reyes Magos y no utilizar los regalos como chantaje para que los niños se comporten.

El gigante carbonero.
El gigante carbonero.

El gigante carbonero.

Tampoco ha faltado la música en la cabalgata, con el coro de niños ucranianos Peredzvin, que han protagonizado una emotiva actuación. El coro se fundó hace seis años para difundir su cultura en España y este año han querido mandar un mensaje de paz desde el palco que se ha instalado junto al Ayuntamiento en Cibeles. Mientras el coro cantaba, los trescientos globos blancos se han lanzado al cielo después de bajar a la bailarina, en uno de los momentos más simbólicos de la tarde.

El broche final a una tarde cargada de magia ha sido la llegada de Melchor, Gaspar y Baltasar a Cibeles. Los Reyes Magos, acompañados cada uno por 44 pajes reales, han sido jaleados y aplaudidos durante todo el recorrido hasta subirse al palco para mandar su tradicional mensaje tras la cabalgata.

En declaraciones a TVE, el rey Gaspar ha querido destacar que este año el mensaje de paz es más importante que nunca, mientras que Baltasar ha enviado sus mejores deseos a los más pequeños: “Que miren el futuro con ilusión. Les deseo mucha paz y mucho amor”.

Ilusión e historias bonitas por toda España

Sus majestades de Oriente han repartido felicidad por todos los rincones de España. A algunas ciudades como Barcelona, Gijón o Las Palmas de Gran Canaria los Reyes Magos han llegado en barco para después recorrer las calles repartiendo miles de caramelos y, sobre todo, mucha ilusión.

Melchor recorriendo Ourense en camello.
Melchor recorriendo Ourense en camello.

Melchor recorriendo Ourense en camello.

En Ourense, Melchor, Gaspar y Baltasar han recorrido la ciudad en camello, mientras que en Sevilla los Reyes Magos se han empleado a fondo y han paseado por la ciudad en sus carrozas durante más de cinco horas, lanzando caramelos a las multitudes.

La tarde ha dejado historias bonitas, como la de Hady Coulibaly, que llegó a España saltando la valla de Melilla y hoy se ha convertido en Baltasar en la cabalgata de Málaga. Más polémico ha sido el desfile de Badajoz, donde ha participado una carroza dedicada a la caza porque la fomenta como una actividad “divertida y fraternal”.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

En Cádiz, donde el año pasado el oso polar de su cabalgata fue protagonista en redes durante días, este año han tenido otro percance. Un muñeco de nieve se ha deshinchado en medio del recorrido, impidiendo al resto de figuras y carrozas avanzar.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR