Detectan una nueva variante sudafricana del coronavirus

·2  min de lectura
Una mujer recibe una dosis de la vacuna de Pfizer contra el Covid-19 en Soweto, Sudáfrica
Una mujer recibe una dosis de la vacuna de Pfizer contra el Covid-19 en Soweto, Sudáfrica

JOHANNESBURGO.- Científicos sudafricanos detectaron una nueva variante del coronavirus con múltiples mutaciones, pero aún no han establecido si es más contagiosa o capaz de superar la inmunidad proporcionada por las vacunas o una infección anterior, informó ayer el Instituto Nacional de Enfermedades transmisibles de Sudáfrica (NICD, por sus siglas en inglés).

La nueva variante, conocida como C.1.2, se detectó por primera vez en mayo y se extendió a la mayoría de las provincias sudafricanas y a otros siete países de África, Europa, Asia y Oceanía -especialmente en China, en Mauricio, Nueva Zelanda y Reino Unido-, según una investigación de la Plataforma de Investigación, Innovación y Secuenciación del Kwazulu Natal (Krisp) que aún no fue revisada por pares.

Desde mañana: ¿qué deben hacer los extranjeros para ingresar a Uruguay?

Mientras que la mayoría de las infecciones por Covid-19 en Sudáfrica están siendo actualmente provocadas por la variante delta -identificada por primera vez en India-, C.1.2 llamó la atención de los científicos ya que muta casi dos veces más rápido que las otras variantes ya observadas.

Según lo que se sabe hasta el momento, contiene muchas mutaciones asociadas en otras variantes con mayor transmisibilidad y menor sensibilidad a los anticuerpos neutralizantes, pero se presentan en una mezcla diferente y los científicos aún no están seguros de cómo afectan al comportamiento del virus. Se están realizando pruebas de laboratorio para establecer qué tan bien es neutralizada por anticuerpos.

Sudáfrica fue el primer país en detectar la variante beta, una de las cuatro etiquetadas como “preocupantes” por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que se cree que se propaga más fácil que la versión original del coronavirus. Además, hay evidencias de que las vacunas no funcionan tan bien contra él, lo que llevó a algunos países a restringir los viajes hacia y desde Sudáfrica.

Nueva era en Afganistán: así celebraron los talibanes la retirada total de Estados Unidos

La C.1.2 sin embargo todavía no es muy frecuente como para ser clasificada como “variante digna de interés” o “variante inquietante”, como lo son las variantes delta y beta, ambas muy contagiosas. Los científicos del NICD aseguraron el lunes que la nueva variante no está “presente sino en bajos niveles” y que es muy temprano para determinar su evolución.

“A este nivel, no tenemos datos experimentales para confirmar cómo reacciona en términos de sensibilidad a los anticuerpos”, explicó Penny Moore, investigadora en el NICD.

“La pandemia está lejos de terminar”

Richard Lessells, un especialista en enfermedades infecciosas y uno de los autores de la investigación sobre la C.1.2, dijo que su aparición da cuenta de que “esta pandemia está lejos de terminar y que este virus todavía está explorando formas de mejorar potencialmente al infectarnos”.

Según indicó, la gente no debería alarmarse demasiado en esta etapa, al tiempo que afirmó que es probable que surjan variantes con más mutaciones durante la pandemia.

Sudáfrica es el país más afectado del continente africano, con 2,7 millones de casos registrados hasta ahora, de los cuales 81.830 muertes.

Agencias Reuters y AFP

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.