Córdoba: un laboratorio universitario público produce un medicamento para inmunodeficiencias que hasta ahora se importaba

·1  min de lectura
En el Laboratorio de Hemoderivados de Córdoba se procesan 170 toneladas de plasma sanguíneo de donantes sanos de cuatro países
Laboratorio de Hemoderivados

CÓRDOBA.– El Laboratorio de Hemoderivados de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) produce, por primera vez en la Argentina, la gammaglobulina de administración subcutánea. El medicamento es una alternativa eficaz para el tratamiento de las inmunodeficiencias primarias. Cuenta con la autorización de la Administración Nacional de Medicamentos y Tecnología Médica (Anmat) para elaborarlo y distribuirlo en todo el país.

Covid-19: Fernán Quirós reveló los dos hitos que se deben alcanzar en la Ciudad para enfrentar la variante delta El ministro de Salud porteño sobre esto se manifestó en el marco de la conferencia de prensa

Hasta ahora el medicamento era importado. Para el director ejecutivo del laboratorio Héctor Tavella la posibilidad de producirlo en laboratorio público y universitario, “garantiza el acceso y la disponibilidad e impacta positivamente en el sistema de salud de la Argentina y la región”.

Las gammaglobulinas o concentrados de anticuerpos son un tipo de medicamento inyectable, constituido principalmente por Inmunoglobulina G (IgG), que proveen inmunidad contra múltiples agentes infecciosos.

Tanto las de administración endovenosa como subcutánea se indican principalmente en personas con inmunodeficiencias primarias, que incluyen varias enfermedades de origen genético que, además, afectan al sistema inmune y producen infecciones frecuentes.

El Presidente habló de la deuda: “No está cerrado el acuerdo con el FMI”

Estos pacientes necesitan recibir tratamiento de por vida para fortalecer su sistema inmune. La producción de hemoderivados es en base al plasma obtenido en la Argentina y en países limítrofes y los anticuerpos que contiene comparten el perfil epidemiológico de los agentes infecciosos que circulan en la región.

Una de las ventajas de las inmunoglobulinas de administración subcutánea es que las infusiones las pueden realizar semanalmente y de manera domiciliaria los mismos pacientes o sus familiares (debidamente entrenados). Esto implica una mejora en su calidad de vida ya que pueden recibir su tratamiento de manera ambulatoria.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.