Córdoba: La Justicia investiga si hay policías que reciben coimas de fiestas clandestinas

Gabriela Origlia
·2  min de lectura
Fiestas clandestinas promocionadas por Instagram donde dicen que ya hay acuerdos con la policía
Instagram

CÓRDOBA.― La Justicia de Córdoba investigará si hubo coimas a policías por parte de los organizadores de fiestas clandestinas en medio de la pandemia y la cuarentena. El ministro de Seguridad provincial, Alfonso Mosquera, hizo la denuncia penal para que se investigue si hay delito. Además, pidió que se adopten las medidas necesarias para “hacer cesar de inmediato estas actividades y se identifiquen a los policías involucrados”.

La presentación de Alfonso, además, alcanzó al Tribunal de Conducta Policial y a la Dirección General de Control de Conducta Policial del Estado Mayor para que analicen la situación. Hace diez días LA NACION reflejó cómo el productor del Cosquín Rock, José Palazzo, reseñó anuncios de fiestas clandestinas publicados en las redes sociales.

Coronavirus: ¿qué condiciones de riesgo tienen prioridad en la próxima fase de vacunación?

Por Instagram, una cuenta dice “cana arreglada, así que no se suspende”. La dirección de la fiesta, señala, se dará cuatro días antes de la juntada. Ayer, La Voz del Interior publicó una nota con Gabriel Guzmán, que se dedica a organizar este tipo de fiestas bajo el nombre “Clandes_Cba”, cuenta que tiene casi 15.000 seguidores.

En ese contexto dijo: “Usualmente los policías que me reciben dinero son amigos que conozco y justo les toca hacer guardia. En dos ocasiones me tocó pagar a extraños. A uno le di 2000 pesos y al otro 6500”.

El ministro Mosquera sostiene que le provoca “indignación” la posibilidad de que puedan existir estos hechos. Califica la organización de estas fiestas como “un acto verdaderamente criminal, que no solo confiesa y se incrimina sino que al mismo tiempo, esta persona se vanagloria de ser autor de este cohecho activo, por el delito de coima y además por la flagrante infracción del artículo 205 al contribuir con la propagación de este virus en pandemia”.

La Policía de Córdoba, desde el inicio de la pandemia, labró 53.500 actas de multas a quienes incumplen las disposiciones por la cuarentena, entre las que figura la organización de reunión con más cantidad de gente de la permitida y sin las condiciones de bioseguridad que se exigen.

“Es imposible poner un policía en cada esquina ―agrega Mosquera―. Desde hace 14 meses apelamos a la responsabilidad individual y colectiva de las personas y lo seguiremos haciendo”. La Policía, según indica, interviene en unas 40 fiestas clandestinas por fin de semana.

El mapa del Covid-19 en CABA

Estas reuniones se convocan por redes sociales, no se revela el lugar ni la hora hasta poco antes de comenzar. En muchos casos se adelanta que se venderá alcohol allí mismo y, en otros, permiten el ingreso con bebidas. Piden “compartir” los datos y hasta ofrecen “contratar” a artistas o DJ que quieran participar.

La secretaria de Prevención y Promoción de la Salud, Gabriela Barbás, confirmó que, al igual que en otros puntos del país, los contagios de jóvenes crecieron con la segunda ola: el 62% de los infectados en Córdoba en las últimas semanas corresponde al grupo de entre 20 y 45 años. Los menores de 20 son el 16% del total.