Córdoba. Un joven mató a un presunto ladrón con una toma de artes marciales y subió el video a WhatsApp

LA NACION
·3  min de lectura

CÓRDOBA.- La justicia ordenó el arresto del joven que subió un video asfixiando a un supuesto ladrón y de dos policías que habrían adulterado información sobre ese episodio. El hecho sucedió el 26 de enero a la madrugada en barrio Yofre Norte.

El caso tomó un giró judicial al trascender un video en el que un adolescente de 19 años -identificado como Leandro Daguero- sujeta con sus antebrazos el cuello a una persona a la que señala como delincuente. En las imágenes se ve apenas por un par de segundos los envolviendo al cuerpo de otro, pero se escucha en el audio de la grabación los insultos y la acusación de ladrón.

Los policías cordobeses, Alberto Ferreyra y Hernán Campos, dijeron que llegaron al lugar cuando Abel Suárez, de 25 años, estaba descompensado y que reportaron el caso con el sistema de emergencia médicas. En principio la muerte fue consignada como provocada por un paro cardiorrespiratorio.

El Tribunal de Conducta Policial investiga lo que hicieron los policías que llegaron al lugar donde, finalmente, murió Suárez. Para su familia, lo dejaron morir sin intervenir. El primer dato que no concuerda es que el móvil dice que se presentó a las 3:44, dos horas después que el video fuese subido en las redes.

El video, difundido por Eldoce.tv dura 13 segundos. "Da la cara culiao. Dale, decí quién sos ¡Estos son todos una m...", se escucha a Daghero gritarle a Suárez mientras, por detrás, le aprieta la garganta con su brazo y el presunto ladrón se ve inmóvil y no responde.

Daguero, Ferreyra y Campos se encuentran imputados por el homicidio calificado de Suárez.

El testimonio de la familia

Según la familia de Suárez, ese joven -Daghero - estaba en una fiesta con quien se presentó ante la policía como damnificado del robo. Allí habría empezado una pelea.

Daguero contó a los investigadores que le robaron el celular y que él corrió a uno de los ladrones. El comisario Fernando Jones, de la División Homicidios, explicó: "Llegó el móvil porque llamaron y como el sujeto se encontraba desvanecido, convocaron al 107".

El video empezó a circular cerca del mediodía e implicó un giro en la investigación. Lo presentó El Doce de la televisión local. Ahora se analiza si la muerte al joven se la podría haber provocado la presión sobre el cuello. Será la autopsia la que determine si esos golpes pueden haber provocado la muerte.

Suárez era vendedor ambulante y padre de dos menores; según testimonios de algunos allegados antes del robo todos habían estado en una fiesta en barrio Yofre Norte. El video, antes de la difusión en televisión, circuló por las redes sociales del dueño del móvil y estuvo en el estado WhatsApp de L.D alrededor de la 1:30.

La familia de Suárez dijo que se enteraron de la muerte por las redes sociales. Para ellos no hubo un robo, sino una pelea que comenzó en la fiesta y que terminó protagonizada por el que se presentó como supuesta víctima.

Evangelina, tía del fallecido contó: "Eran como las 3 y media de la mañana y amigos de mi hija lo vieron por internet. Ella me muestra el video y me dice que está muerto, ahí nos enteramos. Pensamos que lo habían golpeado, mi hija con sus amigos salieron a buscarlo y ahí se dan con la noticia de que estaba muerto".

Informe: Gabriela Origlia