Córdoba: irá a juicio el hermano del “bañero de Marley” por organizar su boda con invitados en la cuarentena

·2  min de lectura
Leandro Penna subió a las redes fotos del casamiento de su hermano Guillermo, pero aseguró que no hubo fiesta para 200 personas. La causa va a juicio.
INstagram / Leandro Penna o

CORDOBA.- Mientras desde la Casa Rosada insisten en que el festejo de cumpleaños de Fabiola Yañez en Olivos en plena cuarentena no constituye delito porque no hubo contagios de Covid-19, la Justicia de Córdoba elevó a juicio la causa en la que acusan a un matrimonio de violar el artículo 205 del Código Penal por hacer su boda con invitados cuando esas reuniones estaban prohibidas.

El fiscal de Instrucción de Primer Turno de Alta Gracia, Diego Fernández, elevó a juicio las imputaciones de Guillermo Eloy Penna y Victoria Belén Movalli. La boda fue a mediados de abril en la localidad cordobesa de Potrero de Garay. Penna es el hermano de Leandro, conocido como “el bañero de Marley” por estar en el programa “El Muro” junto al conductor.

Murió en Córdoba una mujer de 38 años contagiada con la variante delta de coronavirus: era contacto estrecho del “paciente cero”

La causa se inició de oficio a partir de las actuaciones de los inspectores de la Comuna de Potrero de Garay; habían labrado actas de infracción en las que consta que había una asistencia de unas 200 personas en la boda. Un día antes los organizadores fueron notificados de que las reuniones sociales estaban suspendidas por el decreto nacional y por uno de la Provincia.

“Se receptaron diversos testimonios e incorporó demás evidencia pertinente y útil que permitió establecer la efectiva realización del evento con la presencia de un número significativo de asistentes, algunas de cuyas fotografías y videos se compartieron en redes sociales”, señala el comunicado del Ministerio Público Fiscal.

Gerardo Martínez, jefe comunal de la localidad, ratificó ante la Justicia que él mismo había constatado la existencia de la fiesta en el predio “El Refugio”. Para el Fiscal la realización de la fiesta puso en riesgo la salud pública. En las imágenes de la reunión se ve que no se cumplieron con los protocolos vigentes de uso de barbijo y distanciamiento social.

Cuando trascendió el hecho, Leandro Penna usó sus redes sociales para decir: “Niego todo lo dicho por el presidente comunal (sic) y les cuento a todos que después de haberse tomado las medidas por Covid-19 tuvimos que suspender todos los festejos de la boda”.

Agregó que se realizó la ceremonia religiosa a las 16 y el civil a las 17.30, “algo que fue constatado por la policía, los cuales muy amablemente hicieron el trabajo” y, con respecto a la carpa de la fiesta, planteó que el dueño “tenía cuatro eventos, los cuales se suspendieron y tuvo que ser hospitalizado. El hombre nos dijo con lágrimas en los ojos: ‘Me fundí’”.

El protagonista de la boda, Guillermo Penna, volvió a protagonizar un escándalo en junio cuando la Municipalidad de Córdoba le revocara de manera definitiva el permiso de su bar Visionaire en Nueva Córdoba porque allí, un sábado, el cuartetero Damián Córdoba cantó y la gente bailó sin respetar las normas. Córdoba debió pagar una multa y cumplir con trabajo social.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.