Córdoba: a cuatro días del debut, la Justicia ordenó la suspensión de Uber

Gabriela Origlia

La aplicación comenzó a funcionar el lunes pasado

CORDOBA.- La Justicia cordobesa ordenó a Uber que suspenda el servicio que el lunes pasado empezó a prestar en esta ciudad. La suspensión es "provisoria" hasta tanto se resuelva la cuestión de fondo sobre su legalidad. La decisión es ante el amparo y la cautelar presentada por la municipalidad.

La Justicia no avanzó sobre el pedido de la municipalidad de "bloquear" la aplicación sino que ordenó la interrupción de la prestación del servicio. La notificación ya fue enviada a la empresa y a los choferes inscriptos en Córdoba.

La empresa insiste en que "la regulación de la ordenanza de Córdoba habla de taxis y remises, nada de aplicaciones. Pero el artículo Nº 1280 del Código Civil y Comercial establece la legalidad de Uber". La interpretación de los asesores letrados de la Municipalidad difiere y entiende que no está autorizado el servicio.

Mientras sigue el debate por la llegada de Uber, el concejal de la bancada de Juntos Por Córdoba, Abelardo Losano, presentó un proyecto para crear un registro municipal de conductores de aplicaciones de transporte y, así, darle marco legal a la actividad.

Considera que la "única" forma de controlar y fiscalizar su funcionamiento es a través de herramientas que "identifiquen a los conductores de los vehículos y les exijan una serie de requisitos para mayor seguridad de los pasajeros y vecinos en general".

Ayer la municipalidad secuestró el primer auto que prestaba servicio para Uber. La medida frenó un nuevo paro que estaban organizando taxistas y remiseros. El hecho se produjo en barrio General Paz y el conductor fue interceptado mientras intentaba escapar del control. En su maniobra conductor impactó contra una motocicleta y casi atropella a un niño.