Células T de resfriados comunes proporcionan protección contra COVID-19: estudio

·3  min de lectura

Los altos niveles de células T de los coronavirus de resfriado común pueden proporcionar protección contra covid-19, indica estudio del Imperial College de Londres.

“La inmunidad contra covid-19 es un panorama complejo y existe evidencia de disminución de los niveles de anticuerpos seis meses después de la vacunación. Sin embargo, ahora también se cree que las células T desempeñan un papel vital en la protección contra la enfermedad.

La nueva investigación sugiere que las células T de reacción cruzada también pueden proteger contra la infección, informó Reuters.

El estudio, que comenzó en septiembre de 2020, examinó los niveles de células T reactivas cruzadas generados por infecciones previas por resfriados. El estudio se aplicó en 52 contactos domésticos de casos positivos de covid-19 poco después de la exposición, para ver si dieron positivo para SARS-CoV-2.

Se descubrió que los 26 que no desarrollaron infección tenían niveles significativamente más altos de esas células T de memoria que las personas que se infectaron. Sin embargo, Imperial no dijo cuánto duraría la protección contra las células T.

“Descubrimos que los altos niveles de células T preexistentes, creadas por el cuerpo cuando están infectados con otros coronavirus humanos como el resfriado común, pueden proteger contra covid-19″, dijo la autora del estudio, la doctora Rhia Kundu.

Los autores del estudio, publicado en Nature Communications, dijeron que las proteínas internas del virus SARS-CoV-2 que son objetivo de las células T podrían ofrecer una diana alternativa para los fabricantes de vacunas.

Lee: Necesario desarrollar vacunas que prevengan infección y transmisión de covid-19: OMS

Las vacunas actuales contra covid-19 se dirigen a la proteína de espiga, que muta regularmente. Esto crea variantes como ómicron que disminuyen la eficacia de las vacunas contra la infección sintomática.

“En contraste, las proteínas internas objetivo de las células T protectoras que identificamos mutan mucho menos”, dijo el profesor Ajit Lalvani, coautor del estudio.

“Por lo tanto, están altamente conservados entre las diversas variantes del SARS-CoV-2, incluido ómicron. Por lo tanto, las nuevas vacunas que incluyen estas proteínas internas conservadas inducirían respuestas ampliamente protectoras de las células T que deberían proteger contra las variantes actuales y futuras del SARS-CoV-2”.

Este lunes la Organización Mundial de la Salud (OMS), alertó que ómicron no será la última variante de preocupación y será necesario desarrollar nuevas vacunas.

No te pierdas: Vacunas anticovid-19 son efectivas contra casos graves causados por ómicron: EMA

Estas deben prevenir la infección y la transmisión, aseguró el equipo técnico de la OMS encargado de analizar las vacunas contra covid-19.

Los expertos esperan “que continúe la evolución del SARS-CoV-2” por lo que consideran “improbable que ómicron sea la última variante de preocupación”.

El perfil de las mutaciones y los datos preliminares indican que la eficacia de las vacunas contra la enfermedad sintomática por ómicron se reducirá. N

Con información de Reuters

También lee: Variante deltacron, presunta combinación de delta y ómicron, es error de datos: científicos

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.