Cárcel para empresario de Florida ligado a Giuliani

LARRY NEUMEISTER
·2  min de lectura
Foto tomada el 17 de octubre del 2019 en Nueva York de David Correia, allegado de Rudy Giuliani quien ha sido condenado en los tribunales por fraude. (AP Photo/Craig Ruttle, File)

NUEVA YORK (AP) — Un empresario de Florida que promocionaba su firma como detectora de desfalcos pero que las autoridades calificaron de farsa fue sentenciado el lunes a un año y un día de cárcel, en un caso en el que, según la fiscalía, Rudy Giuliani fue contratado como consultor para atraer a inversionistas.

David Correia, de 45 años, fue sentenciado en una audiencia realizada vía remota por el juez de Manhattan, J. Paul Oetken.

El magistrado aceptó los pedidos de clemencia al considerar que Correia tuvo una participación menor en la trama comparado con el otro acusado Lev Parnas, y al considerar sus problemas de salud. Por otra parte, le ordenó a Correia devolver 43.000 dólares que recibió ilegalmente así como otros resarcimientos por valor de más de 2 millones de dólares.

Oetken destacó de dos de las siete víctimas habían pedido clemencia, aunque señaló la ironía de que la empresa se llamaba “Fraud Guarantee” cuando la misma empresa era un fraude.

En octubre, Correia se declaró culpable de dar declaraciones falsas a la Comisión Electoral Federal de Estados Unidos y de asociación ilícita para transferencias financieras fraudulentas. El caso responde a 2,3 millones de dólares recaudados para la compañía que supuestamente tenía como objetivo proteger a empresas e individuos de fraude.

Antes de la imposición de la sentencia, Correia le dijo a Oetken que desde que fue arrestado, ha tratado de ser un mejor padre y esposo.

“Estoy verdaderamente arrepentido”, expresó.

En documentos presentados al tribunal, Correia atribuyó su descenso en el mundo del hampa a su asociación con Parnas.

Parnas se ha declarado de inocente de cargos relacionados com Fraud Guarantee y cargos de que otorgó contribuciones ilegales a políticos que él creyó podrían ayudarle en sus intereses políticos y financieros.

El caso provocó titulares de prensa ante reportes de que Parnas y otro acusado ayudaron a Giuliani —quien fue abogado personal del expresidente Donald Trump— a tratar de presionar al gobierno de Ucrania para que investigara al hijo del entonces candidato presidencial demócrata Joe Biden. Giuliani dice que no sabe nada sobre las contribuciones de los dos hombres, y no ha sido acusado.