La Cámara libanesa perpetúa el vacío en la Presidencia del país con un nuevo voto fallido

Beirut, 10 nov (EFE).- El fragmentado Legislativo libanés volvió a fracasar este jueves a la hora de elegir a un jefe de Estado, prolongando el vacío iniciado hace diez días en la Presidencia del país por la incapacidad de los bloques parlamentarios de acordar un sucesor para Michel Aoun.

El candidato más votado fue de nuevo Michel Moawad, hijo del asesinado expresidente libanés Rene Moawad y quien obtuvo el respaldo de 44 de los 108 diputados presentes hoy en el Hemiciclo, muy por debajo de la mayoría absoluta, establecida en 65, necesaria para ser nombrado.

Otros 47 legisladores optaron por el voto en blanco, mientras que el académico Issam Khalifa cosechó seis papeletas a favor.

De este modo, se ha vuelto a repetir el mismo escenario que en el resto de votaciones llevadas a cabo en los dos últimos meses, en las que la prevalencia del voto en blanco imposibilitó la designación de Moawad, opuesto al poderoso grupo chií Hizbulá.

La alianza del partido chií, en la que se incluye la formación del último jefe de Estado, perdió la mayoría que ostentaba en las elecciones parlamentarias del pasado mayo, pero sigue controlando suficientes escaños como para imponer su voluntad en las votaciones.

La coalición ha optado por el voto en blanco en las diferentes sesiones y no ha hecho público su apoyo a ningún postulante.

La Presidencia libanesa está vacía desde que el pasado 31 de octubre expirara el mandato del jefe de Estado saliente, en momentos en que el Gobierno del país carece además de plenos poderes, pues lleva desde el pasado junio en la interinidad.

El Líbano sufre a menudo bloqueos políticos y esta no es la primera vez que se produce un vacío en la jefatura de Estado, el último de los cuales ocurrió entre 2014 y 2016, y terminó con un acuerdo de mínimos para permitir el nombramiento de Aoun.

(c) Agencia EFE