Cámara de Florida votó para prohibir que mujeres transgénero participen de los deportes escolares de niñas y mujeres

Orlando Sentinel Staff, Orlando Sentinel
·6  min de lectura

La Cámara de Representantes de Florida, controlada por el Partido Republicano, votó el miércoles para prohibir que las mujeres transgénero practiquen deportes escolares para niñas o mujeres, parte de un impulso nacional de los conservadores que podría llevar a que los campeonatos de la NCAA no se celebren en Florida.

Los legisladores que votaron por la “Ley de Equidad en los Deportes de la Mujer” (HB 1475) dijeron que es necesario para proteger a las atletas a las que se les podrían negar oportunidades deportivas si tuvieran que competir contra estudiantes transgénero que nacieron hombres.

Pero admitieron que no hay problemas documentados en Florida. Un proyecto de ley similar aprobado en Idaho llegó rápidamente en la corte, donde un juez federal dictaminó que el estado no podía prohibir a las mujeres transgénero de los equipos deportivos femeninos. La ley de Idaho está ahora en suspenso durante las apelaciones, pero se han aprobado proyectos de ley similares en varios otros estados y se han introducido en más de 25.

El proyecto de ley fue aprobado 77-40, y todos los demócratas en la Cámara votaron en contra, excepto por el representante James Bush, demócrata por Miami.

Los opositores dijeron que la propuesta de Florida era un esfuerzo intolerante e innecesario para apuntar a los estudiantes transgénero, que a menudo ya están marginados. Señalaron que tanto la Asociación Atlética de Escuelas Secundarias de Florida como la NCAA ya han adoptado políticas que brindan formas para que los atletas transgénero jueguen en equipos de escuelas secundarias y universidades y dicen que no ha habido disputas en Florida.

La FHSAA requiere documentación de “identidad y expresión consistentes” e información médica como parte de su proceso para autorizar a los estudiantes transgénero a jugar en equipos deportivos escolares. La NCAA permite a las mujeres transgénero competir en equipos femeninos después de un año de terapia hormonal.

La NCAA dijo el lunes que su política, que requiere la “supresión de testosterona” para las mujeres transgénero que compiten en equipos de mujeres, es similar a las políticas olímpicas y se basa en “inclusión y equidad”.

Al decidir dónde celebrar sus campeonatos, la NCAA buscaría solo lugares que estén “libres de discriminación”, dijo la organización en un comunicado. “Continuaremos monitoreando de cerca estas situaciones para determinar si los campeonatos de la NCAA se pueden llevar a cabo de manera que sean acogedores y respetuosos con todos los participantes”.

La NCAA tiene varios campeonatos programados en Florida para el próximo año, incluyendo tenis en Altamonte Springs, golf en Howey-in-the-Hills y Orlando, voleibol en Tampa, remo en Sarasota y campo a través en Tallahassee.

La junta de gobernadores del grupo, que emitió el comunicado, no ha tomado una decisión sobre qué tipos de campeonatos podrían verse afectados, dijo una portavoz en un correo electrónico el miércoles.

Los partidarios republicanos del proyecto de ley han dicho que no estaban preocupados por la amenaza de la NCAA. El senador Rick Scott se unió también, tuiteando el martes, “A @NCAA le gusta amenazar a Florida y a otros estados. Bueno, aquí hay una amenaza para la NCAA: el pueblo estadounidense no permitirá que los hombres biológicos compitan en deportes de mujeres. No va a suceder”.

La representante Kaylee Tuck, republicana por Lake Placid, patrocinadora del proyecto de ley de la Cámara, negó que su propuesta sea discriminatoria y dijo que, en cambio, se trata de proteger a las atletas para que “puedan participar en deportes en un campo de juego parejo”.

Tuck dijo que su proyecto de ley no impedirá que nadie practique deportes, pero les exigiría que lo hicieran en función del género documentado al nacer.

Aunque no hubo problemas conocidos en Florida, Tuck dijo que eso no debería impedir que la Legislatura sea “proactiva” dado que los “hombres biológicos” tienen ventajas físicas sobre las niñas y las mujeres.

El martes, los demócratas en la Cámara intentaron sin éxito, y durante horas, modificar el proyecto de ley y convencer a sus colegas republicanos de que era discriminatorio. Sus enmiendas fracasaron por amplios márgenes.

Muchos hablaron en contra del proyecto de ley antes de la votación del miércoles.

“No me importa cuántas veces se diga a sí mismo que esto se trata de deportes femeninos”, dijo la representante Anna Eskamani, demócrata de Orlando.

El proyecto de ley no se trataba de atletismo sino de “otra vía para atacar los derechos de las personas trans”, dijo Eskamani. “Perdemos el derecho a decir que nos preocupamos por nuestros hijos si aprobamos este proyecto de ley fuera de esta cámara”.

El representante Carlos Guillermo Smith, demócrata de Orlando, dijo que los estudiantes transgénero han estado jugando en equipos deportivos escolares en Florida desde 2013 bajo las políticas de la FHSAA. “No ha habido problemas”, dijo.

Llamó al proyecto de ley “indefendible” e innecesario. “Da un vuelco y cancela las políticas bien establecidas de la FHSAA y la NCAA”.

Equality Florida, un grupo de derechos civiles LGBTQ+ en todo el estado, dijo que el proyecto de ley favorecía la “propagación del miedo” y, si se aprobara, impediría injustamente a los niños transgénero practicar deportes.

“Sabemos que este es un ataque coordinado a nivel nacional impulsado por organizaciones anti-LGBTQ de extrema derecha, y la Cámara de Florida ha mordido el anzuelo”, dijo en un comunicado Jon Harris Maurer, director de políticas públicas del grupo. “El Senado de Florida debe escuchar las voces de los niños transgénero y rechazar esta discriminación sancionada por el estado”.

Una versión del Senado del proyecto de ley, que ofrece algunas opciones para que las mujeres transgénero practiquen deportes, aún está en comisión.

La ACLU, que ha estado luchando contra proyectos de ley similares en otros estados, también condenó la votación de la Cámara.

“No debemos permitir que Florida participe en este ataque nacional y coordinado contra los niños transgénero”, dijo Kara Gross, directora legislativa y asesora principal de políticas de ACLU Florida, en un comunicado.

Alliance Defending Freedom, un grupo legal conservador, ayudó el año pasado a una legisladora de Idaho a redactar su proyecto de ley para prohibir a los estudiantes transgénero de los equipos deportivos femeninos. El proyecto de ley de Idaho ahora en la corte sirvió de modelo para las propuestas de Florida y similares en otros estados.

En una declaración en su sitio web el miércoles temprano, Allience escribió: “Felicitamos a las legislaturas de West Virginia, Kansas y Montana por unirse a la coalición nacional que defiende los derechos de las mujeres y las niñas, incluidas las atletas universitarias, y se levantan al acoso de los intereses corporativos dispuestos a incriminarlos“.

Los partidarios del proyecto de ley de la Cámara de Representantes utilizaron argumentos similares para apoyar la propuesta de Florida, diciendo que era necesario para continuar el impulso por la equidad en los deportes de niñas y mujeres.

“Permitir que los hombres biológicos compitan en los deportes de mujeres disminuye esa igualdad”, dijo la representante Jenna Persons-Mulicka, republicana de Fort Myers. “De eso se trata este proyecto de ley. Se trata de darles a las mujeres y las niñas las mismas oportunidades de triunfar“.

La representante Traci Koster, republicana por Tampa estuvo de acuerdo y dijo: “Los deportes dan forma a la vida de las mujeres. Y si el campo de juego no es justo, damos un paso atrás en nuestros esfuerzos por elevar a las mujeres“.

*Esta historia fue publicada en el Orlando Sentinel por la periodista Leslie Postal.