La Cámara Federal pide acelerar la investigación sobre las cuentas en el exterior del fiscal Alberto Nisman

LA NACION
·2  min de lectura
En la investigación por presunto lavado de dinero están imputados Sara Garfunkel, Sandra Nisman, Diego Lagomarsino y Claudio Picón; al caso lo tiene el juez Martínez de Giorgi
Fuente: Archivo - Crédito: Fabián Marelli / LA NACION

La Cámara Federal ordenó acelerar la investigación sobre los movimientos de dinero en el exterior del fallecido fiscal Alberto Nisman. En un fallo firmado por los camaristas Mariano Llorens, Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi, la Sala I de ese tribunal le pidió al juez Marcelo Martínez De Giorgi -quien quedó a cargo de la causa porque subroga el juzgado del fallecido Claudio Bonadio- que avance en la investigación por presunto lavado de dinero.

En este expediente están bajo la lupa la madre y la hermana del fiscal, Sara Garfunkel y Sandra Nisman, así como también el técnico informático Diego Lagomarsino, procesado como partícipe necesario de la muerte de Nisman, y el empresario Claudio Picón.

Los imputados son investigados por maniobras de lavado de activos a través de la compra de propiedades, vehículos y de una cuenta bancaria radicada en el banco Merril Lynch en Estados Unidos.

El fallo se firmó en respuesta a un planteo de Carlos Picón, el empresario dueño del vehículo Audi que manejaba Nisman, quien pidió que se le devolvieran una serie de documentos de vehículos secuestrados a su empresa Palermopack S.A durante un allanamiento ordenado en esta causa durante 2015. Picón dijo que esos vehículos fueron secuestrados sin que se dictara una medida cautelar.

Diego Lagomarsino está imputado en esta causa pero además fue procesado como partícipe necesario de la muerte del fiscal Alberto Nisman en otro expediente
Fuente: LA NACION - Crédito: Ricardo Pristupluk

Al referirse a ese planteo puntual -ya que en primera instancia a Picón le rechazaron el pedido- los jueces consideraron que "si bien pudo haber sido razonable requerir la documentación en cuestión en aquella oportunidad, el tiempo transcurrido desde la incorporación de los legajos al expediente y la ausencia de un concreto avance en el sentido de la hipótesis investigada, se presentan como factores suficientes para restar sustento al rechazo ahora cuestionado".

Y dijeron: "teniendo en cuenta la situación descripta y la importancia de los derechos involucrados e invocados por el impugnante, es que consideramos que la negativa a devolver los documentos solicitados a los correspondientes Registros de Automotor no luce razonable, por lo que habrá de revocarse la decisión cuestionada, sin perjuicio de las medidas que puedan dictarse a los fines valorados por el instructor, y previa extracción y certificación de copias".

Por eso revocaron la decisión que le negó esa documentación a Picón, y le pidieron a Martínez De Giorgi que acelere la investigación.

"Cabe reiterar lo señalado en nuestra última intervención en cuanto a que a la luz de la demora que exhibe el trámite del presente legajo, se torna necesario instar al Juez de la anterior instancia a arbitrar los medios necesarios para que se avance en la pesquisa con la mayor celeridad que la investigación lo permita", concluyeron los jueces.

Inicialmente esta causa estuvo a cargo del exjuez federal Rodolfo Canicoba Corral, que fue apartado por un pedido de la madre y la hermana de Nisman por las causales de "enemistad manifiesta" y "prejuzgamiento", y entonces pasó a manos de Bonadio