Cámara aprueba dos proyectos de ley para proteger el acceso al aborto tras colapso de Roe

·4  min de lectura

La Cámara de Representantes de los EE.UU. aprobó dos proyectos de ley destinados a proteger el acceso al aborto en los EE.UU., los primeros intentos legislativos de la Cámara para reforzar la atención de la salud reproductiva y garantizar el derecho al aborto tras la decisión de la Corte Suprema de derogar Roe vs. Wade.

Hace exactamente tres semanas, la Corte Suprema recovó el derecho constitucional a la atención al aborto en un fallo en el caso Dobbs vs. Jackson Women’s Health Organization.

La Ley de Protección de la Salud de la Mujer, que codificaría el derecho a la atención del aborto, fue aprobada por la Cámara por segunda vez con una votación de 219-210, con el voto a favor de todos los miembros demócratas, excepto uno.

Los republicanos en el Senado de los EE.UU. han obstruido continuamente la presentación del proyecto de ley en la cámara alta.

Otro proyecto de ley, la Ley de Garantía al Acceso al Aborto, fue aprobado con una votación de 223-205. Solo tres republicanos votaron a favor junto a todos los demócratas.

Ese proyecto de ley protegería el derecho al aborto de las pacientes que viven en estados que han prohibido o restringido severamente la atención para viajar a otros estados sin el riesgo de ser procesadas o de que se tomen acciones legales en su contra en sus estados de origen.

La legislación también protege a los proveedores y otras personas que ayudan a las pacientes a viajar fuera del estado para ser atendidas.

El proyecto de ley también protege los envíos interestatales de medicamentos aprobados por la Administración de Drogas y Alimentos de EE.UU. que se utilizan para abortar, la forma más común de atención del aborto, que representa más de la mitad de todos los abortos en EE.UU.

Ambos proyectos de ley enfrentarán enormes obstáculos en el Senado, donde los republicanos, de forma rutinaria, obstruyen las medidas apoyadas por los demócratas, en una cámara dividida en partes iguales, sin que al menos 10 senadores republicanos se sumen a su apoyo.

Antes de las votaciones, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, condenó las leyes contra el aborto en los EE.UU. que “destrozan” medio siglo de protecciones a la atención del aborto, que dijo que es solo “el acto inicial de una cruel cruzada republicana para criminalizar a las mujeres”.

“Los republicanos de la Cámara se oponen de forma abrumadora a nuestra legislación y dejan claro que no quieren que nadie acceda a la atención reproductiva, en ningún lugar”, señaló. Un “partido republicano radical busca hacer retroceder el reloj”, agregó.

“¿Qué demonios le está pasando a nuestra democracia?”, cuestionó la representante estadounidense Barbara Lee de California. “En primer lugar, nos está quitando la capacidad de tomar nuestras propias decisiones sobre salud reproductiva ... Está tratando de establecer un entorno para que las personas se espíen unas a otras ... ¿Qué diablos es esto? ¿Esto es Estados Unidos? … Esto es un callejón sin salida. Vienen por mí hoy, vendrán por ti mañana”.

En mayo, los republicanos del Senado, junto con el senador demócrata Joe Manchin, bloquearon una votación sobre la Ley de Protección de la Salud de la Mujer. Esta semana, el senador republicano James Lankford también bloqueó una versión del Senado de un proyecto de ley para reafirmar las protecciones destinadas a los pacientes que cruzan las fronteras estatales para recibir atención al aborto.

El presidente Joe Biden ha indicado que apoya la modificación de las reglas obstruccionistas del Senado con el fin de preservar el acceso al aborto, mientras que su administración actúa sobre una serie de medidas establecidas en una orden ejecutiva destinada a proteger a pacientes y proveedores. Supuestamente, la Casa Blanca también está discutiendo si declarar el acceso, cada vez más fracturado, de la nación a la atención del aborto como una emergencia de salud pública.

La próxima semana, los demócratas de la Cámara presentarán una legislación para proteger el acceso a la anticoncepción.

“Las mujeres estadounidenses merecen poder tomar decisiones sobre sus propios cuerpos y sus propias vidas, incluso si quedan embarazadas y tienen hijos”, aseveró el líder de la mayoría de la Cámara de Representantes, Steny Hoyer, en un comunicado.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.