Cámara en acuario de Florida grabó a mujeres en un vestuario

·2  min de lectura

CLEARWATER, Florida, EE. UU. (AP) — Cuando una mujer de alto rango en el acuario Clearwater Marine Aquarium de Florida vio una cámara de seguridad en un vestuario para visitantes, debió realizarse una investigación rápida y dar una disculpa a las mujeres que fueron grabadas pero en cambio el caso fue silenciado durante seis meses, encontró una investigación interna.

El bufete de abogados que realizó esta investigación decidió que no era necesario solicitar una investigación penal, dijo el presidente de la junta directiva, Paul Auslander, y ninguna de las mujeres que fueron grabadas presentó una denuncia. Pero el jefe de policía de Clearwater, Dan Slaughter, dijo que asignará oficiales para evaluar el caso, según un informe del Tampa Bay Times.

Dos ejecutivos del acuario vieron el video antes de borrarlo, pero solo estaban tratando de averiguar qué hacer con la grabación, determinó el bufete de abogados, según Auslander.

“Fue un error enorme, colosal, pero no fueron hombres siendo hombres”, dijo Auslander. “Estoy indignado de que esto haya sucedido y no volverá a suceder nunca más”.

Todo comenzó cuando la jefa veterinaria Shelly Marquardt informó al director de operaciones Chris Dalton sobre la cámara el 28 de diciembre. Dalton dijo que cuando regresó al trabajo el 4 de enero, vio a Mike Hurst, vicepresidente de operaciones y atención zoológica, mirando un video de las mujeres en su oficina. Hurst le dijo que ya se lo había mostrado al director ejecutivo Frank Dame, y trató de que él también lo viera, dijo Dalton.

Dalton dijo que se negó, y luego Hurst dijo que “si alguna vez le contaba a alguien sobre Frank (Dame) y él viendo los videos, entonces me despediría”, según el correo electrónico del 14 de junio que envió al presidente de la junta.

“No tenía a nadie a quien pudiera acudir”, dijo Dalton en una entrevista. “Tuve esta carga sobre mí durante seis meses”.

Pero cuando Dalton consiguió otro trabajo fuera de Florida, alertó a Auslander, quien contrató al bufete de abogados para investigar. La firma entrevistó a 15 empleados actuales y anteriores e hizo un análisis forense de computadoras, teléfonos y iPads de cinco empleados antes de concluir que la grabación no fue intencional y que Hurst y Dame vieron el video para saber qué deberían hacer, informó el periódico.

El análisis forense también encontró que el video no fue copiado antes de ser eliminado, agregó Auslander.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.