Buttigieg reivindica su homosexualidad al ser nominado para el gabinete de Biden

Agencia EFE
·3  min de lectura

Washington, 16 dic (EFE).- El exalcalde de South Bend (Indiana, EE.UU.) Pete Buttigieg reivindicó este miércoles su homosexualidad y el hecho de poder expresarla abiertamente, durante su presentación formal como nominado por parte del presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, a dirigir el Departamento de Transporte.

En un acto en Wilmington (Delaware), donde reside Biden, Buttigieg recordó cuando tenía 17 años y vio cómo el Senado del país rechazó celebrar una audiencia para James Hormel, el elegido por el entonces presidente Bill Clinton para ser embajador de EE.UU. en Luxemburgo, por ser homosexual.

Pese a los obstáculos, finalmente Clinton nombró a Hormel cuando el Senado estaba en receso, pero esa situación marcó a Buttigieg.

"Aprendí algo sobre algunos de los límites que existen en este país sobre a quién se le permite pertenecer, pero igual de importante es que vi cómo esos límites podían ser desafiados. Dos décadas más tarde, no puedo dejar de pensar en alguna (persona) de 17 años en algún lugar que podría estar viéndonos ahora", afirmó.

De ser confirmado por el Senado, Buttigieg se convertiría en la primera persona abiertamente gay en ser miembro de un Gabinete estadounidense, y a sus 38 años, en la más joven de la historia de EE.UU.

Buttigieg también bromeó sobre su interés por el transporte, explicando cómo se declaró al que ahora es su marido, Chasten, en el aeropuerto de O'Hare en Chicago, uno de los mayores de EE.UU.

"No dejen que nadie les diga que O'Hare no es romántico", señaló Buttigieg sobre este aeropuerto, que está a unas tres horas de South Bend.

Por otro lado, hizo hincapié en la necesidad de mejorar la infraestructura del país y criticó a la Administración saliente de Donald Trump por no cumplir con sus promesas.

"Los estadounidenses esperan ver que la idea de una semana de infraestructura se asocie con resultados y nunca más con un chiste de los medios", subrayó Buttigieg, en referencia a las promesas de una reforma de las infraestructuras hecha por el Gobierno de Trump que nunca se produjo.

Buttigieg estuvo acompañado en el acto por Biden, quien consideró que esta nominación "rompe precedentes", y adelantó algunos de sus planes para la cartera de Transportes.

En ese sentido, avanzó que quiere hacer "una segunda gran revolución del ferrocarril", pero que, sobre todo, su intención es construir "comunidades más resilientes al clima para afrontar inundaciones más extremas, sequías y grandes tormentas".

Biden destacó, además, que EE.UU. puede "poseer" el mercado de vehículos eléctricos.

Buttigieg fue rival de Biden en las primarias demócratas, hasta que se retiró el proceso y expresó su apoyo al exvicepresidente justo antes del decisivo supermartes del 3 de marzo de este año, cuando el exsenador por Delaware consiguió aglutinar el apoyo de los votantes moderados y se erigió como el candidato de consenso del partido.

Las primarias, sin embargo, catapultaron a la fama al exalcalde de South Bend, quien pasó de ser un desconocido para la mayor parte de estadounidenses a ser el favorito en la bancada moderada del partido, después de ganar por un estrecho margen los "caucus" de Iowa, el primer estado en votar en las primarias demócratas.

Asimismo, Buttigieg se perfiló como un milenial modélico que mezclaba su mensaje de esperanza con valores profundamente cristianos y con la constante reivindicación de su condición como veterano del Ejército, ya que combatió en Afganistán.

(c) Agencia EFE