Buscan tipificar como delito "huachicoleo" de agua en el Edomex

·3  min de lectura

ECATEPEC, Méx., abril 25 (EL UNIVERSAL).- Es urgente que se tipifique como delito el "huachicoleo" de agua de la infraestructura hidráulica del Estado de México y municipios, porque se estima que las ganancias que obtienen los grupos criminales es de aproximadamente mil millones de pesos anuales, advirtió el diputado local de Morena, Daniel Sibaja González.

En conferencia de prensa, el legislador afirmó que se ha detectado que personas lucran con el agua potable a través de tomas clandestinas, principalmente en la zona oriente de Ecatepec, en colonias como México Prehispánico, La Glorieta, Lázaro Cárdenas, Polígono y Novela Mexicana, entre otras.

"Se ha detectado que el agua está siendo aprovechado por grupos organizados que de manera deliberada hacen tomas clandestinas para sustraer agua potable y de esta forma negociar y comerciar con la misma al venderla precisamente en las colonias donde carecen de este líquido preciado por medio de la red de distribución y se ven obligados a comprarla continuamente dada la escasez por la que se ven afectados en sus hogares", comentó.

Algunos de los que se dedican a la extracción ilegal del líquido tienen cisternas de hasta 60 mil litros de capacidad donde la almacenan y después acuden pipas particulares a llenarlas, para después venderlas a las familias donde hay desbasto.

Además de Ecatepec, en Naucalpan y Tlalnepantla también hay robo de agua potable de las redes de distribución, porque también hay unidades económicas de bajo, mediano y alto impacto como autolavados, purificadoras, hoteles e industrias que han estado involucrados en realizar tomas clandestinas para sus negocios, pero incurren en irresponsabilidades al aprovechar un recurso sin pagarlo, explicó el diputado por el distrito 42 de Ecatepec.

Daniel Sibaja presentó una iniciativa de ley para tipificar como delito el robo y sustracción de agua de la infraestructura hidráulica del Estado de México y de los Municipios, la cual será dictaminada el próximo jueves.

"El tema está muy enfocado al robo industrial de grandes cantidades, robo con pipas, empresas particulares, cisternas industriales. Se está cuidando para evitar que si un vecino está agarrando agua de la red no sea remitido", aclaró.

La iniciativa contempla sanciones de dos a seis años de prisión y de 50 a 200 días de multa, al que sin causa justificada impida o restrinja de cualquier forma el flujo del agua destinado al suministro de los usuarios de dicho servicio.

"A quien sustraiga agua potable de la infraestructura hidráulica estatal o municipal, para uso no doméstico sin derecho y sin consentimiento de los prestadores de servicios conforme a la ley en materia del Estado, se le impondrá de uno a tres años de prisión y de 100 a 500 días de multa", precisó.

También, se sancionará a quien sin derecho y sin consentimiento de los prestadores de servicios señalados en la ley en la materia estatal explote, comercialice o negocie agua potable sustraída de la infraestructura hidráulica estatal o municipal.

Resguarde, almacene, posea y oculte agua potable sustraída de la infraestructura hidráulica estatal o municipal, para su distribución a través de pipas o vehículos acondicionados para el mismo fin o transporte agua potable sustraída de la infraestructura hidráulica.

Las penas serán de uno a tres años de prisión y de 100 a 200 días de multa cuando la cantidad sea menor o equivalente a 400 litros.

"Cuando la cantidad sea mayor a 400 litros, pero menor o equivalente a 10 mil litros, se le impondrá de dos a seis años de prisión y de 150 a 300 días de multa. Cuando la cantidad sea mayor a 10 mil litros, se le impondrá de cuatro a ocho años de prisión y de 200 días a 400 días de multa", estipula la iniciativa de ley.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.