Un tribunal falla contra el "santuario" en Gary (Indiana)

Agencia EFE
·2  min de lectura

Chicago (IL), 17 nov (EFE News).- Activistas de Gary (Indiana) no dan por perdida la defensa que hacen en la corte estatal de la ordenanza municipal que declaró hace tres años a esa ciudad como santuario de inmigrantes indocumentados.

Según informó este martes el Immigration Reform Law Institute (IRLI), en una "gran victoria contra los santuarios" que han surgido en todo el país, un tribunal de primera instancia de Lake Superior (Indiana) anuló el lunes la ordenanza aprobada en 2017 por el Concejo Municipal de la ciudad.

"Después de un largo litigio, nos complace que la corte haya reconocido que la ordenanza de santuario es ilegal, porque en Indiana la ley prohíbe que las ciudades se nieguen a colaborar con fuerzas policiales federales", señala un comunicado.

Sin embargo, el abogado de inmigración Alfredo Estrada, uno de los redactores de esa ordenanza, declaró a Efe que la decisión del tribunal no es una "victoria completa" para los demandantes.

Solamente fueron invalidadas cuatro subsecciones de una extensa ordenanza, y la decisión del tribunal de primera instancia todavía puede ser apelada, dependiendo de lo que decida la Alcaldía de Gary.

En su comunicado, el IRLI aplaude la decisión de la corte porque dice que abrigar a inmigrantes ilegales "no solo viola flagrantemente la ley en Indiana, sino que representa un serio peligro para la seguridad pública y nacional".

"Cuando ciudades como Gary insisten en anteponer los intereses de inmigrantes ilegales a los de sus propios ciudadanos, tienen que ser detenidas", agrega el instituto que fue el patrocinador de la demanda para anular la ordenanza.

En la opinión de Estrada, en las elecciones pasadas se logró una gran victoria y se completará en enero cuando sea sustituido por el demócrata Joe Biden.

Con el nuevo presidente se espera el fin de la retórica antiinmigrante y el uso por parte del presidente Donald Trump de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) para obligar a las fuerzas policiales locales y estatales a colaborar con las redadas en busca de gente para deportar.

"A partir de enero asumirá un hombre honorable que no tolerará más el racismo, y ha prometido deshacer los abusos del gobierno de Trump", concluyó Estrada.

(c) Agencia EFE