Buscan a padres de más de 200 niños que fueron separados en la frontera durante gobierno de Trump

·3  min de lectura

En el año 2018, cuando Donald Trump aún fungía como presidente de EEUU, fue muy claro al establecer una política de “tolerancia cero” en contra de migrantes indocumentados. Durante su administración, el Departamento de Justicia inició procesos penales contra los adultos que cruzaban de forma ilegal la frontera entre México y EEUU.

El plan de acción de Trump provocó la separación de miles de familias latinas que, en su intento por buscar una vida mejor alejada de los conflictos políticos, económicos y sociales de sus países, se enfrentaron contra un muro impenetrable. Y no solo eso, hubo menores de edad –incluidos recién nacidos– que tuvieron que ser alejados de sus padres porque no podían permanecer en las cárceles federales.

El recién pasado miércoles, la Corte federal dio a conocer un expediente que detalla que los padres de 237 niños migrantes separados de sus familias hace unos meses e, inclusive, años, aún no han podido ser localizados por las autoridades ni tampoco por los abogados. En noviembre de 2021, se trataba de los padres de 270 menores.

Los litigantes han emprendido una búsqueda activa de los padres en Centroamérica y Sudámerica; por ello, han establecido números de teléfono gratuitos para que ellos se puedan comunicar. Por su parte, el Departamento de Justicia y la Unión Estadounidense de Libertades Civiles sigue trabajando para la reunificación de familias migrantes indocumentadas. Desde su creación y presentación, este órgano gubernamental ha logrado reunir a 112 niños con sus familias.

En octubre de 2018, el Wall Street Journal informó que el gobierno de Joe Biden consideraba brindar pagos de hasta 450.000 dólares por persona a todo aquel que haya sido afectado por la política de “tolerancia cero” durante la administración del expresidente Donald Trump.

La demanda colectiva habría sido interpuesta por la ACLU (Unión Estadounidense de Libertades Civiles) en 2019, con el objetivo de resarcir los daños y perjuicios a todas las familias que tuvieron que sortear los ambages de la administración Trump al separarlos de su familia por ejercer su derecho humano a migrar, según lo establece la ONU (Organización de las Naciones Unidas).

Tras su llegada al poder, Biden relajó las medidas en contra de los migrantes indocumentados, aunque algunos analistas y acérrimos críticos no están de acuerdo con su plan de acción.

El pasado 6 de diciembre, entró en vigor el programa “Quédate en México”, acordado por los gobiernos de Joe Biden y Andrés Manuel López Obrador. Esta medida, que en un inicio fue propuesta por el entonces presidente Trump, obliga a los migrantes que solicitan asilo en Estados Unidos a permanecer del otro lado de la frontera hasta que se resuelva su estatus legal.

La medida conocida en EEUU como MPP (Migration Protection Protocols) contempla la presentación de varias audiencias con el solicitante y el proceso podría durar meses o años, según autoridades estadounidenses. El DHS (Departamento de Seguridad Nacional de EEUU) también establece que en dicho proceso, “México les brindará todas las protecciones humanitarias adecuadas durante el tiempo que dure su estadía”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.