Corriente se lleva a mujer y nietastro en el Gran Cañón

JACQUES BILLEAUD y SHEILA BURKE
Foto sin fecha en la que se ve Jackson Standefer. El chico, de 14 años, y Lou-Ann Merrel, de 62 años, están desaparecidos desde el sábado 15 de abril de 2017 después de que se los llevara la corriente en un arroyo en el Parque Nacional del Gran Cañón, según las autoridades de Arizona. Standefer es nietastro de la mujer, que a su vez es esposa de Randy Merrel, fundador de la firma de calzado para campo Merrell Boot Co. (Mark McOmie vía AP)

PHOENIX (AP) — Una mujer a la que una corriente se llevó con su nietastro en un arroyo en el Parque Nacional del Gran Cañón es una excursionista experimentada y esposa del fundador de una conocida compañía de calzado para campo, dijeron el lunes miembros de la familia.

La policía continuaba la búsqueda de Jackson Standefer, de 14 años, y Lou-Ann Merrell, de 62, esposa de Randy Merrell, que contribuyó a la creación de la firma Merrell Boot Co. en 1981.

Ambos perdieron el sábado el equilibrio y cayeron en el agua durante un recorrido familiar con Randy Merrell y la madre del chico en una zona remota del parque en Arizona.

Las autoridades fueron alertadas cuando se activó un faro localizador GPS debajo del borde norte del cañón, dijo el jefe de guardias Matt Vandzura, del Servicio de Parques Nacionales.

Mark McOmie, tío de Jackson, dijo que los Merrell son excursionistas entusiastas y conocen bien la zona. Dijo que Lou-Ann y Randy Merrell viven en Utah, en una ciudad en la parte este del estado.

Lou-Ann Merrell es "una mochilera muy experimentada", declaró McOmie.

"Si pueden llegar a un lugar donde puedan mantenerse secos y calientes, ella tiene la capacidad para que salgan adelante. Las probabilidades no son grandes, pero sus habilidades y conocimiento de la zona podrían ayudar al mejor desenlace posible".

McOmie dijo que socorristas encontraron las mochilas con pertenencias dentro, una situación que la familia interpretó de distintas formas. Parece como si se hubieran quitado las mochilas, agregó.

"Lo malo es que ya no tienen su equipo", señaló McOmie.

Señalo que socorristas enviaron drones a la parte más inclinada del cañón. El agua corre hacia abajo por las rocas y la familia confía en que ambos pudieran estar sobre una roca o haber encontrado una cueva para refugiarse, apuntó.

Las imágenes tomadas desde el dron deben ser analizadas, pero la familia espera que proporcionen la ubicación de ambos o al menos algunas pistas.

Varias embarcaciones también participan ya en la búsqueda, dijo el tío.

El Servicio de Parques Nacionales afirmó que algunos socorristas permanecerán en el campo durante la noche, pero dependiendo de las condiciones, podrían no efectuar una búsqueda activa.

___

Burke informó desde Nashville, Tennessee.