Campaña para cancelar Juegos de Tokio entrega 350.000 firmas

·3  min de lectura
El abogado Kenji Utsunomiya, representante de un grupo anti-Juegos Olímpicos, muestra tableros con la cifra actual de firmas de un petitorio online en conferencia de prensa después de entregar al gobierno el petitorio por la cancelación de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio. En Tokio, viernes 14 de mayo de 2021. (AP Foto/Eugene Hoshiko)

TOKIO (AP) — Los promotores de una campaña en línea a favor de la cancelación de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Tokio entregaron el viernes un petitorio con más de 350.000 firmas a los organizadores, al Comité Olímpico Internacional (COI) y a otras autoridades.

Mientras Tokio y otras zonas se encuentran en estado de emergencia debido a la pandemia de COVID-19, los Juegos Olímpicos están programados para comenzar el 23 de julio, dentro de solo 10 semanas. Las cifras de casos y decesos por COVID-19 siguen en aumento en Japón, donde menos del 2% de la población está inmunizada plenamente.

El petitorio de la campaña —llamada “Detener las Olimpíadas de Tokio”— fue redactado por el abogado Kenji Utsunomiya, excandidato a gobernador de la capital japonesa. Utsunomiya se dijo sorprendido por la cantidad de firmas, pero reconoció que eran insuficientes y que probablemente llegaron demasiado tarde.

“Creo que la cobertura de la prensa pone mucha presión sobre el COI, el Comité Paralímpico Internacional, el gobierno japonés, el gobierno metropolitano de Tokio y el comité organizador”, indicó Utsunomiya en conferencia de prensa. “En ese sentido, me alegro de haberlo hecho, pero en cuanto a las cifras, creo que se necesitan realmente decenas de millones de firmas”.

El abogado agregó que los Juegos Olímpicos desviarán los servicios médicos que necesita la ciudadanía en general, lo cual ha sido motivo de preocupación a medida que aumenta la presión sobre los hospitales.

Los organizadores y el COI aseveran que los Juegos se realizarán con seguridad, ya que los 15.400 deportistas olímpicos y paralímpicos estarán aislados en una “burbuja” y sometidos constantemente a pruebas diagnósticas, así como decenas de miles de árbitros, empleados, promotores y gente de los medios, que entrarán a un país que selló sus fronteras durante un año.

Japón ha atribuido unas 11.000 muertes al COVID-19, que no es una cifra mala comparada con el promedio mundial, pero sí con el de Asia, donde países como Taiwán y Corea del Sur han tenido más éxito.

No hay indicios de que los Juegos Olímpicos serán cancelados, con los miles de millones de dólares en juego, aunque la comunidad médica local se opone. El mes pasado, el British Medical Journal sugirió que los Juegos de Tokio debían ser “reconsiderados”.

El 75% del presupuesto del COI proviene de los derechos de transmisión y el 18% de los promotores y Japón han gastado 15.400 millones de dólares en la organización de los Juegos de Tokio, según cifras oficiales. Una auditoría del gobierno indica que la cantidad real podría ser el doble.

En su conferencia de prensa semanal, la presidenta del comité organizador de Tokio, Seiko Hashimoto, se negó a responder en forma concreta sobre la cantidad de personal médico que se necesitará.

Los organizadores han dicho varias veces que necesitarán aproximadamente 10.000 voluntarios en el sector de enfermería y medicina deportiva para los Juegos de Tokio.

Esta crisis surge cuando las autoridades de al menos dos prefecturas cerca de Tokio —Ibaraki y Chiba— han advertido que no serán capaces de atender a los participantes de los Juegos Olímpicos que contraigan el virus. Otra prefectura, Kanagawa, sugirió algo similar.

También el viernes, el gobierno japonés anunció que emitirá un estado de emergencia para otras tres prefecturas a una lista que de antemano cuenta con Tokio, Osaka y varias otras.

Las tres prefecturas recién incorporadas son Hokkaido, Hiroshima y Okayama. Las restricciones estarán en vigor hasta el 31 de mayo. Bares y la mayoría de los centros de entretenimiento deberán permanecer cerrados. Los dueños de negocios que acaten con las normas serán compensados; quienes no lo hagan enfrentarán sanciones.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.