Buscan automóvil que podría estar relacionado con asesinato de musulmanes en Nuevo México

·2  min de lectura

La policía publicó una foto de un “vehículo de interés” en relación con el asesinato de cuatro hombres musulmanes en Albuquerque, Nuevo México. Mientras tanto, Joe Biden habló sobre los hechos violentos.

La subjefa de policía de Albuquerque, Cecily Barker, dijo que la policía está buscando un Volkswagen Jetta gris oscuro o carbón metálico del centro de Nuevo México, que podría estar relacionado con los ataques, los cuales han tenido lugar desde noviembre pasado.

“Mientras esperamos una investigación completa, mis oraciones están con las familias de las víctimas y mi administración apoya firmemente a la comunidad musulmana”, escribió el presidente en Twitter. “Estos ataques de odio no tienen cabida en Estados Unidos”.

Las fuerzas del orden en Nuevo México están investigando las muertes, la última de las cuales tuvo lugar el viernes por la noche. La víctima no ha sido identificada.

Los investigadores dicen que los otros tres hombres musulmanes asesinados en la ciudad más grande del estado parecen haber sido atacados por su religión y raza.

Este cartel de búsqueda publicado el domingo 7 de agosto por la policía de Albuquerque muestra un automóvil que se sospecha fue usado como transporte en los recientes homicidios de cuatro hombres musulmanes (AP)
Este cartel de búsqueda publicado el domingo 7 de agosto por la policía de Albuquerque muestra un automóvil que se sospecha fue usado como transporte en los recientes homicidios de cuatro hombres musulmanes (AP)

Dos de los hombres eran miembros de la misma mezquita y fueron asesinados por separado en julio y agosto. La policía dice que existe una “gran posibilidad” de que estén relacionados con el asesinato de un migrante afgano ocurrido en noviembre.

“Los asesinatos selectivos de residentes musulmanes de Albuquerque son profundamente indignantes y totalmente intolerables”, tuiteó el sábado la gobernadora de Nuevo México, Michelle Lujan Grisham.

Muhammed Afzaal Hussain, de 27 años, director de planeación de la ciudad de Española que emigró a Estados Unidos desde Pakistán, fue asesinado a tiros el 1 de agosto frente a su edificio de apartamentos.

Días antes, el 26 de julio, Aftab Hussein, de 41 años, fue asesinado cerca del distrito internacional de la ciudad, mencionó la policía.

La policía los vincula con el asesinato del 7 de noviembre de Mohammad Ahmadi, de 62 años, también musulmán originario de Afganistán, que fue asesinado a tiros en un estacionamiento frente a un supermercado halal.

Las autoridades dicen que la ciudad alberga entre 3.000 y 5.000 musulmanes, de una población total de alrededor de 565.000 personas.