Buscan amparo ante prohibición de bolsas

CIUDAD DE MÉXICO., diciembre 4 (EL UNIVERSAL).- La Asociación Nacional de Industria de Plásticos, A.C. (Anipac) informó que socios de empresas se ampararon contra la prohibición de uso y comercialización de bolsas de plástico a partir del 1 de enero de 2020, establecida en la Ley de Residuos Sólidos de la Ciudad.

Su objetivo es seguir vendiendo los utensilios, puesto que consideraron que la medida fue una decisión unilateral del gobierno capitalino, la cual podría afectar a la industria plastiquera.

José del Cueto, presidente de la Sección de Fabricación de Bolsas y Plásticos, informó que esta reforma perjudicará a cerca de 25 mil empleos en la capital, mientras que la industria nacional perderá 500 millones de dólares anuales.

Denunciaron que el Gobierno de la Ciudad de México elaboró las reformas para la prohibición de las bolsas de plástico sin estudios y de manera unilateral, y que tampoco se consideró el impacto que tendrán las nuevas normas.

"La ley menciona que sólo se deben usar bolsas compostables, pero esto propiciará la importación de materiales, ya que en el país no hay o es muy costoso realizarlas y son de un sólo uso. Eso perjudicaría más al medio ambiente", alertó Del Cueto.

Detalló que han sostenido reuniones con las autoridades capitalinas para plantear el reglamento y definir en qué casos se podrán usar las bolsas de plástico.

Además, se propondrá la implementación de bolsas con vida de 30 usos.

"Las bolsas se han utilizado por mucho tiempo y los comerciales muestran que terminan en el mar, esto significa que alguien falló en la cadena de distribución y recolección. ¿Si el mar no estuviera lleno de plástico, de que estaría lleno? Las políticas de prohibición no llevan a ningún lado, ¿con qué material se van a sustituir en el caso de la Ciudad?", indicó el presidente de Bolsas de Plástico de México Inboplast, Álvaro Hernández.

Llamó al gobierno capitalino a que dé a conocer el reglamento que regirá este cambio a la Ley de Residuos Sólidos.

Abundó que 97 % de los capitalinos usa las bolsas del supermercado para la basura y que sin éstas, los residuos no podrán separarse en orgánicos e inorgánicos, lo cual ocasionará que al mezclarla en los botes se generen más gases tóxicos y contaminantes.