Buscan una de las 18 mil residencias médicas

·3  min de lectura

Perla Miranda

CIUDAD DE MÉXICO, noviembre 8 (EL UNIVERSAL).- Desde las 6:00 horas, portando mascarillas KN95 o cubrebocas, lentes de protección y caretas, miles de aspirantes hicieron fila para ingresar a Expo Santa Fe y presentar el Examen Nacional para Aspirantes a Residencias Médicas (ENARM).

A partir de este sábado y hasta el próximo 12 de noviembre, la prueba se aplicará en seis sedes de cuatro entidades: CDMX, Jalisco, Nuevo León y Tabasco. Se decidió hacer el examen en seis días con el objetivo de evitar aglomeraciones y garantizar un ambiente de seguridad para los sustentantes.

Para que los aspirantes pudieran entrar a Expo Santa Fe, pasaron por un filtro con una cámara óptica y termómetro infrarrojo. Si la temperatura era mayor a 37.5 grados seguirán el procedimiento de Triage. En el área para esto, se identificarán signos de sospecha de Covid-19.

Además, se prevé la fumigación de las sedes de aplicación para disminuir riesgo de transmisión de dengue en las entidades con transmisión de este mal.

En total, el gobierno federal ofrecerá 18 mil 929 plazas y mil 600 becas del Conacyt para especializaciones en el extranjero.

El proceso de ingreso inició poco después de las siete de la mañana; los concursantes buscan quedarse en alguna de las 27 especialidades médicas como Medicina Familiar, Interna, Urgencias, Neumología, Medicina de Rehabilitación, Oftalmología o Cirugía de Cabeza y Cuello, entre varias otras.

El examen consta de dos fases, la primera comenzó a las nueve de la mañana y concluyó a las 14:00 horas, los participantes tuvieron un receso de una hora, en el que no pudieron salir de la sede. La segunda inició a las 15:00 y terminó a las 19:00 horas.

La Secretaría de Salud informó que en 2020 se inscribieron 50 mil 448 sustentantes que aplicarán 7 mil 937 reactivos diferentes, validados para uso exclusivo de esta edición, elaborados por 95 médicos especialistas y pedagogos. El resguardo, traslado, configuración e instalación de la tecnología necesaria estará a cargo de 300 profesionales.

Mediante una tarjeta informativa, la Ssa resaltó que el resguardo de los exámenes y traslado de los dispositivos a las sedes está a cargo de las Fuerzas Armadas.

"Quienes aspiran a obtener un lugar para estudiar una especialidad médica cuentan con la garantía de que el proceso es transparente, justo y equitativo".

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que el objetivo de ampliar las plazas a 18 mil se debe a que desde hace dos décadas, 80% de los aspirantes a una residencia son rechazados, lo que ha derivado en un déficit de médicos especialistas.

"No tenemos los médicos especialistas que requiere el país, y tenemos que resolverlo, ya estamos empezando a dar soluciones para que un mayor número de médicos generales pueda especializarse", dijo el pasado jueves en su conferencia matutina.

A su vez, Zoé Robledo Aburto, director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), publicó un video en su cuenta de Twitter en el que resaltó que este año se abrirán 9 mil plazas más que en 2019 y destacó que la mitad de los médicos que se queden con una plaza se formarán en el organismo que él lidera.

"La gran diferencia con otros años, es que de estos exámenes se aperturaron 9 mil plazas más que el año pasado, lo que significa que una persona que presenta el ENARM tiene dos veces la posibilidad de quedar y especializarse en una de las sedes.

"Sabemos que la mitad de estos médicos especialistas se forman en sedes del Seguro Social, así que mucho éxito".