Busca Bonilla eliminar la participación de empresarios en Consejos de las Comisiones del Agua

Isabel Mercado
·3  min de lectura

A través de un dictamen, el gobernador Jaime Bonilla busca eliminar la representación de la iniciativa privada en la toma de decisiones de los Consejos de Administración de las cuatro Comisiones de agua que operan en el estado.

Esta iniciativa se incluyó en el orden del día de la sesión del Congreso del Estado celebrada ayer miércoles, pero su votación fue pospuesta al próximo 24 de noviembre.

En su exposición de motivos, el mandatario estatal argumentó que “la participación de los consejeros de los organismos empresariales no contribuyó en nada a mantener finanzas sanas”.

Expuso que prueba de ello son los más de 3 mil 424 millones de pesos en cuentas por cobrar del rubro empresarial y comercial que “demuestran con claridad la ineficacia del modelo actual”.

Por ello solicitó reconfigurar la integración de los Consejos de Administración de las Comisiones estatales de Servicios Públicos de Mexicali, Tijuana, Tecate y Ensenada.

Su propuesta consiste en reducir el número de integrantes de estos consejos de ocho a cinco miembros, al eliminar a los representantes del sector empresarial y de la ciudadanía mediante una reforma a la Ley de Comisiones Estatales de Servicios Públicos del Estado de Baja California.

Sin embargo, diputados de la Comisión de Gobernación, Legislación y Puntos Constitucionales determinaron mantener a un representante de la sociedad civil, quien será invitado por el presidente del Consejo y no por los cabildos municipales.

El representante ciudadano conservará el derecho a voz, pero ya no podrá votar. En cambio, los integrantes de la iniciativa privada serán eliminados por completo si este dictamen se aprueba.

Actualmente, los representantes del sector empresarial son seleccionados por el gobernador de ternas propuestas por la Cámara de Comercio y la Delegación de la Cámara nacional de la Industria de la Transformación (CANACINTRA) del municipio correspondiente.

Las decisiones del Consejo de Administración quedan validadas con la concurrencia de tres de sus miembros, de los cuales cuando menos uno debía ser representante de la iniciativa privada.

Con la modificación, las resoluciones se tomarán por mayoría de votos de los consejeros presentes, sin que el presidente tenga el voto de calidad.

“Es muy lamentable y consideramos que el argumento es completamente injustificable, muy vago, por lo que hay que estar monitoreando qué tipo de proyectos van a salir en adelante”, expuso Francisco Rubio Rangel, presidente de Canacintra Tijuana.

“Hay que decir que nosotros en ningún momento protegimos a aquellos que estén en contra de los reglamentos o que estén evadiendo la ley”, agregó.

Adicionalmente, este dictamen propone que el gobernador del Estado ya no presida el Consejo.

Si la reforma se aprueba la próxima semana, esta responsabilidad recaerá en el secretario para el Manejo Saneamiento y Protección del Agua y en sus ausencias temporales será sustituido por el funcionario que éste designe.

Con la modificación, tampoco será necesario que el Director General de cada uno de los organismos del agua asista a las sesiones de Consejo.

Anteriormente los directores tenían la obligación de asistir y tenían el derecho de voz, más no de voto.

De esta manera, los consejos de Administración de las Comisiones quedarán integrados por:

El secretario para el manejo, Saneamiento y Proyección del Agua; secretario de Infraestructura, Desarrollo urbano y Reordenamiento Territorial; Secretario de Hacienda; Secretario de Economía Sustentable y Turismo; y el presidente municipal respectivo, además de un representante ciudadano con derecho a voz, más no a voto.

Una vez publicado en el Periódico Oficial del Estado, las comisiones tendrán un plazo de 60 días naturales para realizar la reforma y la armonización normativa de sus reglamentos internos.