Busca apoyo para un paro: Eduardo Belliboni, el piquetero que desafía al Gobierno, se reunió con la CGT y la CTA

·4  min de lectura
Reunión de la CGT y Organizaciones Piqueteras
Gerardo Viercovich

Eduardo Belliboni, referente del Polo Obrero (PO), y un grupo de dirigentes que integran la denominada Unidad Piquetera fueron recibidos hoy por miembros de la CGT y la CTA Autónoma en busca de apoyo para impulsar un paro nacional contra la gestión de Alberto Fernández . Estuvieron también detrás de la estrategia los referentes de la izquierda sindical, que intentan empujar a los gremios peronistas a un conflicto con el Gobierno para advertir sobre los riesgos de la suba de la inflación y el “ajuste inevitable” que consideran que traería el pacto con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Revocan la prisión domiciliaria de dos sindicalistas de camioneros que bloquearon una empresa en San Pedro

“Más de 25 organizaciones piqueteras nos reuniremos con el Consejo Directivo de la CGT y la CTAA para plantearles la necesidad de que los sindicatos y las centrales fijen un pliego de reclamos frente al ajuste que sufrimos los trabajadores y trabajadoras, impulsado por el Gobierno y el FMI”, planteó Belliboni, en un comunicado. Los piqueteros fueron recibidos en la sede de Azopardo por Omar Plaini (Canillitas), Pablo Flores (AFIP) y Daniel Ricci (UBA), tres dirigentes que comulgan con el liderazgo de Pablo Moyano.

Reunion de los movimientos piqueteros con la CGT
Gerardo Viercovich


Reunion de los movimientos piqueteros con la CGT (Gerardo Viercovich/)

“Les planteamos la necesidad de la deliberación colectiva de los trabajadores mediante asambleas y plenarios de delegados, para votar el reclamo de un salario mínimo equivalente a la canasta familiar, con los métodos de la clase obrera, un paro nacional inmediato y un plan de lucha progresivo , para derrotar el ajuste en marcha”, dijo Belliboni.

El anuncio oficial sobre una mejora en los alcances del impuesto a las ganancias ayudó para descomprimir la tensión que guía hoy el vínculo entre la CGT y el Gobierno. El viaje en tropa de sindicalistas a Suiza para participar del Congreso de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) congeló por ahora el debate para activar una movilización por la inflación. Es más, ayer, en la sede de la OIT en Ginebra, los sindicalistas Héctor Daer, Gerardo Martínez y Andrés Rodríguez coincidieron en una cena con empresarios de la Unión Industrial Argentina (UIA) y coincidieron en que “no es momento para conflictos”, según pudo reconstruir LA NACION a partir de uno de los asistentes.

“La mayor paritaria que se pueda cerrar hoy es perdidosa mañana”, dijo Néstor Pitrola, del PO. Los piqueteros impulsan un plenario nacional el lunes 13 de junio en el Obelisco. Se definirá allí una suerte de plan de lucha, del que la CGT se mantendría al margen. Aunque Pablo Moyano no descartó hoy activar una movilización contra los empresarios por la inflación. “Es necesario desde la CGT convocar a una gran marcha para repudiar, no solamente las expresiones, sino las políticas inflacionarias que llevan adelante estos empresarios”, dijo el número dos de los camioneros.

“Vamos a recibir a este conjunto de organizaciones y analizaremos en conjunto cuáles son las propuestas y dificultades de esos sectores. Esto es histórico. Por primera vez la ultraizquierda visita a la CGT en sus 92 años de historia que vamos a cumplir en septiembre”, afirmó el moyanista Omar Plaini en declaraciones a radio AM 750 en la previa al encuentro.

“Con la comida no se jode”

La Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (Utep), alineada con el Gobierno, marchó hoy a la sede la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal), en una protesta bajo el lema “Con la comida no se jode”, contra el alza de precios en los alimentos y contra la inflación, según informaron voceros de la organización.

”Bajen los precios, con la comida no se jode”, fue el eje de la protesta que se concentró las inmediaciones del Obelisco y que luego continuó en la sede de la Copal, ubicada en 25 de Mayo 516, en el microcentro porteño.

Los piqueteros se movilizaron por la inflación y su impacto en los alimentos
Rodrigo Néspolo


Los piqueteros se movilizaron por la inflación y su impacto en los alimentos (Rodrigo Néspolo/)

”Vamos a la Copal y a las sedes de 20 empresas alimenticias formadoras de precios del país, para exigir que no se hagan los vivos y vendan a precios justos. Estamos en una situación donde tenemos que poner límites claros a las grandes ganancias de algunos en detrimento de las familias que menos tienen”, anunció ayer la UTT a través de un comunicado de prensa.

Entre los argumentos de la protesta, los organizadores consideraron que “en la pandemia (de coronavirus) toda la sociedad ha hecho un gran esfuerzo por sostener la salud y la economía, mientras del otro lado están los que ganaron fortunas”, como “las corporaciones que pueden ser contadas con los dedos de una mano, y entre ellas, las que concentran el mercado alimenticio, teniendo en su poder casi toda la distribución y comercialización de alimentos en el territorio nacional”.

”Se les está exigiendo que no especulen con los precios mientras los y las de abajo luchan para comer dignamente. Que no sigan aumentando algunos productos estratégicos para garantizar un acceso justo a los alimentos para las familias que peor la están pasando. Con el hambre y la necesidad no se especula”, puntualizó.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.