Burns lidera en Houston; Day y Ortiz, a 2 golpes

·2  min de lectura
Sam Burns observa su tiro de salida hacia el hoyo 18, en la segunda ronda del torneo de Houston, el viernes 6 de noviembre de 2020 (AP Foto/Michael Wyke)
Sam Burns observa su tiro de salida hacia el hoyo 18, en la segunda ronda del torneo de Houston, el viernes 6 de noviembre de 2020 (AP Foto/Michael Wyke)

HOUSTON (AP) — Jason Day volvió a la pelea, tras dos días de atestiguar las penurias de Phil Mickelson y mientras el mundo del golf se prepara para el Masters postergado por la pandemia.

Day, quien no ha ganado en dos años y medio y quien ha debido enfrentar persistentes dolencias de cuello y espalda, firmó el viernes una tarjeta de 68 golpes, dos debajo del par, y se acercó a dos de Sam Burns, quien cerró la segunda ronda como líder en el complicado Memorial Park.

El mexicano Carlos Ortiz logró una jornada de 68 golpes y está igualado con Day, en un acumulado de 135, cinco bajo par.

El australiano Day observó la forma en que Mickelson, de 50 años, envió dos pelotas al agua durante un recorrido de ocho golpes al hoyo nueve, par tres. En el 18, par cuatro, embocó desde casi 200 metros para un eagle.

El zurdo no pasó el corte, tras rondas de 76 y 73 golpes.

“En cierto modo quedó en situaciones bastante complicadas. Simplemente tuvo que luchar durante todo el día”, dijo Day. “Éste es uno de los campos en los que debes ser paciente y tratar de conseguir los birdies cuando se pueda”.

Day logró tres, por un bogey. Estaba en la pelea hace tres semanas en Las Vegas dentro de la CJ Cup, cuando un problema en el cuello lo obligó a retirarse al comienzo de la última ronda. El golfista, 12 veces ganador de torneos en la Gira de la PGA, volvió a la semana siguiente en Sherwood, para empatar en el 60mo sitio, antes de tomarse libre la semana pasada.

Burns se acreditó birdies en los tres hoyos de par cinco, para completar un recorrido de 65 golpes, libre de bogeys. Se colocó en siete bajo par.

“Hace falta mucha disciplina aquí”, dijo Burns. “Te sales de posición y tienes que volver adonde puedas hacer algo. Por fortuna, tuve algunas buenas oportunidades al comienzo y las aproveché”.